Philip K. Dick, la mente detras de Total Recall.

En la literatura de ciencia ficción, Philip K. Dick es uno de esos autores mas que conocidos, es un clásico, una leyenda y la fuente de inspiración de jóvenes promesa de la literatura mundial, sin embargo, cuando hablamos de cine, Philip K. Dice es más un héroe anónimo, un nombre que se dice entre los conocedores mientras se asiente ligeramente con la cabeza, como dando la clave de acceso a un selecto club.

Aun en este falso anonimato, muchos todavía desconocen el impacto que el trabajo de Dick ha tenido en la concepción del cine de ciencia ficción tal como lo conocemos.

Pero antes de hablar de su legado, creo que bien vale la pena hablar un poco del hombre detrás de la obra.

Philip K. Dick: El hombre.

Nacido a mitad de diciembre de 1928 junto con su hermana gemela Jane Charlotte Dick en la ciudad de Chicago, Philip es hijo de Joseph, un trabajador del departamento de agricultura.

La tragedia se inscribe pronto en la vida de Philip cuando, apenas a las seis semanas de nacidos, pierde a su hermana Jane.

Muchos consideran que esta perdida es la fuente principal de uno de los grandes temas o motivos principales en la obra de Philip, el “hermano fantasma”.

Gracias al trabajo de su padre, la vida de la familia Dick es bastante agitada, mudándose frecuentemente y llegando a ciudades tan diferentes como San Francisco o Reno, en el estado de Nevada.

Estudio la escuela secundaria en Berkeley, California y fue compañero de generación con Ursula K. Leguin, autora de grandes obras de ciencia ficción, sin embargo, no hay evidencia de que mantuvieran relación alguna en aquella época.

En 1949 entra en la universidad, sin embargo, no define su carrera y estudia lo mismo cursos de historia, psicología, filosofía y zoología. Desde muy temprano define su posición filosófica y la manifiesta como “Pananteista acosmico” y define la existencia como la percepcion interna del humano y que esta puede o no coincidir con la realidad externa y considera que el universo existe solo como una extensión de Dios.

Platón es, de cierta forma, la segunda gran fuente de inspiración en el trabajo de Dick. Tras leer la famosa alegoría de la Cueva, Dick llega a la conclusión de que el universo puede o no ser real y de que no existen los medios para determinar, siquiera, su ubicación. Esta línea perfectamente diluida entre la realidad y la fantasía estará presente constantemente en su trabajo.

Tras esta revelación interior, Dick renuncia a la universidad y se dedica a múltiples trabajos, destacando su trabajo en una tienda de discos, donde permaneció desde 1948 a 1952.

Dick tuvo 5 matrimonios, trato de mantenerse al margen de la vida política de su país, sin embargo, durante las protestas contra la guerra en Vietnam, Dick mostró su antipatía y participo en la “Writers and Editors War Tax Protest”, conscientemente evadiendo el pago de sus impuestos. La oficina de impuestos embargó su auto a consecuencia de esto.

Philip falleció el 2 de Marzo de 1982, tras no prestar cuidado a una ceguera que se convirtió en una serie de ataques que termino toda actividad cerebral, declarándolo oficialmente fallecido tras desconectar su respirador artificial.

Philip K. Dick: El autor.

Dick no fue un autor joven. Su carrera profesional comenzó en 1951, cuando tenía ya 23 años, y su primer novela en 1955.

En 1963 y tras una década de pobreza y fracasos, Dick ganaría el premio Hugo de la ciencia ficción por su novela “The Man in the High Castle” pero, aun cuando dentro del genero se le llamaba ya un genio, la recepción de la critica literaria de la época lo siguió viendo con desdén, quizá producto del rechazo que había hacia el genero y no por el verdadero talento de Philip.

El estigma del que padeció la ciencia ficción lo mantuvo siempre coqueteando con la bancarrota, incluso ya en sus años finales cuando gracias al poder de la industria cinematográfica se comenzó a soñar con traer a la realidad sus historias.

Su ultima novela, “The Transmigration of Timothy Archer” se publicó poco después de su muerte.

Bibliografía selecta en español:

Y por supuesto, la colección de cuentos completos recientemente puesta a la venta.

Philip K. Dick: de la pagina a la pantalla.

El estilo único de Philip es difícil de asimilar en su obra. Un sentido del humor un poco retorcido, una visión del universo bastante particular y un futuro un tanto lúgubre es el eterno fondo sobre el cual se desarrollan historias retorcidas, con personajes inseguros, defectuosos, enfrentando circunstancias que rayan en lo imposible.

Ursula K. Leguin dijo que, en la obra de Dick no había héroes sino actos heroicos que le recordaban a Dickens, en tanto que la honradez, constancia y paciencia de la gente ordinaria sobresalían.

No es de extrañar que esta combinación de seres ordinarios y un futuro sombrío llamara la atención de los cineastas.

En 1962 escribió se adapto, por primera vez, el cuento corto “Impostor” para un episodio de la serie de televisión “Out of this world”, sin embargo, pasaron 20 años más para que otra de sus historias cobrara vida.

  En 1982 llegó a la pantalla grande Blade Runner, el filme de Ridley Scott y Harrison Ford debutó con criticas mixtas en las diferentes revistas especializadas, sin embargo, genero un aura de culto alrededor de muchos entusiastas del genero y, poco a poco, sus detractores han ido reconociendo su falta de miras en la critica inicial y admitiendo las virtudes del film. Esta obra esta basada en el cuento corto y luego novela “¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?” de 1968. 
  En 1990 Total Recall, protagonizada por Arnold Schwarzenegger y dirigida por otro celebre cineasta, Paul Verhoeven, tomó el cuento corto “We can remember it for you wholesale” y le dio el trato Hollywodense. 
  Screamers, en 1995, tomo otro cuento corto de Dick, “Second Variaty”, y puso a Peter Weller (conocido por su papel como Peter Murphy en Robocop, otro filme de Verhoeven) en el protagónico. 
  En el 2002 Tom Cruise protagonizó “Minority Report”, basado en el cuento del mismo nombre. Steven Spielberg dio grandes giros a la obra original y añadió secuencias de acción, sin embargo, la mayor parte de la paleta creativa de Dick permanece intacta.
  Tambien en el 2002 se presentó “Impostor”, basada en el cuento corto del mismo nombre y que ya había sido adaptada previamente en 1962. En “Impostor” protagonizan Gary Sinise, Vincent D’Onofrio y Madeleine Stowe. 
  John Woo y Ben Affleck hicieron equipo en “Paycheck”, basada en la historia del mismo nombre, en el 2003. 
  Richard Linklater, conocido por su fantástica “Waking Life”, dirige y adapta la historia del mismo nombre “A Scanner Darkly”, protagonizando Keanu Reeves, Winona Ryder y Robert Downey Junior en el 2006. 
  Una lista extensa no esta completa hasta que Nicholas Cage aparece y en esta ocasión lo hace para la película “Next”, basada vagamente en el cuento “The Golden Man” y dirigida por Lee Tamahori en el 2011. 
  Tambien en el 2011 se adaptó el cuento corto “Adjustment Team” para que Matt Damon y Emily Blunt protagonizaran el filme “The Adjustment Bureau”, dirigidos por George Nolfi. 
  Finalmente redondeamos la lista con la mas reciente adaptación de “We can remember it for you wholesale”, protagonizada por Colin Farrel, Kate Beckinsale y Jessica Biel bajo el mando de Len Wiseman, mejor conocido por su trabajo en la serie de películas Underworld.

Philip K. Dick: el legado.

No hay forma de ignorar que Philip K. Dick ha trascendido las páginas y el celuloide y se ha convertido en una referencia no solo para la ciencia ficción sino para la cultura popular.

Su peculiar visión del mundo y el rol del hombre en el universo han sido fuente de inspiración. El futuro planteado por Dick ha supuesto grandes retos incluso para los científicos, que buscan encontrar la manera de emular algunas de sus visiones, ya sea logrando constar Marte, el mundo de los sueños o desentrañar los misterios de la conciencia humana.

La cinematografía de ciencia ficción dio, durante los ochentas y noventas, un nuevo impulso no solo a la apreciación de la obra de Philip K. Dick sino de los grandes autores de la época, quienes vieron sus obras rejuvenecer y adaptarse a la narrativa de este nuevo medio.

El estreno de una nueva versión de Total Recall tal vez nos parezca ocioso o incluso redundante, sin embargo, las posibilidades de la tecnología y el rejuvenecimiento de una obra central de la ciencia ficción americana tal vez sea el impulso adecuado para invitar a una nueva generación a acercarse a las obras de Philip K. Dick y el resto de los autores de la llamada “Edad de oro” de la ciencia ficción.