Los Descendientes: Una mirada incomprendida a las convicciones sociales actuales.

Dirección: Alexander Payne

Reparto: George Clooney, Shailene Woodley, Amara Miller, Nick Krause, Beau Bridges, Matthew Lillard, Robert Forster

El filme es una adaptación de la novela homónima escrita por Kaui Hart Hemmings, que a su vez fue inspirada en el cuento corto ‘The Minor Wars’ escrito por ella anteriormente. Se recomienda su lectura para una mejor apreciación cinematográfica.

Matt King (Clooney) es un abogado que ha tenido la fortuna de ser el apoderado legal de unas vastas tierras hawaianas desde eras inmemorables, pero el fideicomiso establecido para seguir manejando esos terrenos está a punto de vencerse. Aunado a eso tiene que lidiar con un accidente familiar, que ahora le hace responsable de lo único que no había que tenido que preocuparse en toda su vida: Su paternidad.  ‘Los descendientes’ es el nuevo filme de Alexander Payne (Entre copas, Las confesiones del señor Schmidt) que se estrena con antelación y premura para irnos preparando en la terna oscareable 2012.

Este drama con tintes de comedia satírica y a veces ácida, cuenta una anécdota que pudo haberse trasladado a cualquier parte del mundo, lo excepcional en este caso es que se narra en un mundo que creemos conocer solo por su paraíso y encanto, Hawaii es la sede de este conflicto, y nos devela un modus vivendi el cual es como en cualquier otra ciudad o urbe conocida, dejamos atrás las hamacas, cocos y chicos surfeando y nos metemos de lleno en la cuestión habitable, lo cual es un reto ya que como quiera, los paisajes forman parte y reflejo importante de la cinta, manteniéndonos con esta atmósfera en ambiente de un personaje silente que está ahí en constancia todo el tiempo.

Clooney se esmera en mostrar un lado actoral que le es difícil expresar, su emotividad, ya que tiene un carisma que le hace avivar su simpatía y buen humor. En el filme se ven ambos contrastes pero aun así… Clooney sigue siendo Clooney al final del día, este actor parece estar representándose a sí mismo en la mayoría de sus filmes.

A manera personal , este es un filme que entretiene, es light y suave para una tarde amena, carece de retos o vanguardias, simplemente es la historia de un conflicto familiar y vemos su progresión sin muchas peripecias o contrastes. Los filmes de este director suelen ser de este tipo, anécdotas en un lapso de vida de un personaje, justo cuando están a punto del quiebre y como se resuelve su conflicto, pero es todo, faltan las grandes aventuras o un desenlace imprevisto, son momentos de la vida capturados en la óptica cinematográfica.

Este filme ganó el globo de oro a mejor filme dramático y el globo de oro al mejor actor en un filme de drama, así que esta película se perfila para ser una de las considerables en la próxima entrega de los óscares, sin embargo, creo que es exagerado haberle otorgado dichos premios, ya que hay mejores filmes para haber considerado en estos galardones.

Clasificación: Véase como un suceso cotidiano, como un filme sencillo, sin aprendizajes de fondo, como algo que va y viene, para verse en una tarde de familia o solamente si es fan del actor principal.

Mahalo y Aloha kakou.

 

H.