The Chemical Brothers: DON’T THINK – Una experiencia única para liberar la mente.

Dirección: Adam Smith

‘Por casi dos décadas, el espectáculo audiovisual de los Chemical Brothers se ha presentado en conciertos y festivales alrededor del mundo, pero nunca se había documentado. Hasta ahora. En el 2011 los Chemical Brothers tocaron frente a 50,000 fanáticos en el Fuji Rock Festival de Japón. El evento fue filmado usando 21 cámaras que nos sumergen dentro de una multitud frenética, y capturan la mezcla sinestésica de sonido, vídeo y luz que transforma a la audiencia.’ Esta es la descripción que podemos encontrar del evento en la mayoría de las páginas web, y la comparto íntegramente ya que es la mejor descripción que se pueda decir de este espectáculo.

De las pocas cosas que puedo agregar, es que The Chemical Brothers, lo han logrado de manera excelente, este suceso complace a sus fanáticos que nos comparten el fervor, el éxtasis y el frenesí vivido en ese concierto celebrado en Japón,y vaya que el espectáculo se encarga de englobar nuestros sentidos.

En la sala de cine, se veía a la gente sentada en sus butacas, anonadados ante el despliegue inimaginable de contenido visual en la pantalla, rompiendo la barrera de la dimensionalidad y transportándonos a un contexto visual indescriptible. Algunos movían su cabeza al tono de la música, otros más comentaban el filme como si estuviesen tal cual en el concierto, lo importante era dejar fluir lo que cada quien sintiera en el momento, y compartir su sentir sin inhibiciones.

Todos los derechos reservados.

Los temas que abrieron el performance fueron ‘Another World’ y ‘Do it again’, e inmediatamente obtuvieron respuesta entre el público que se le veía entregado por completo en el filme, es maravilloso ver la maestría con la que Tom Rowlands y Ed Simons controlan sus consolas y sintetizadores, ya que nos mueven de un tema a otro progresivamente sin perder tacto en cortar de una canción a otra, simplemente la música nos lleva de la mano de la calma a la estridencia y sentir el golpe en el ambiente.

Tocaron canciones como ‘Horse Power’, ‘Swoon’, ‘Star guitar’, ‘Hey boy, hey girl’,’Out of control’, ‘Saturate’, ‘Believe’ y presentaron ‘Don’t think’ del cual se toma el nombre para este filme, ya que este tema había estado circulando en sus presentaciones desde principios del año pasado y es conocido por ser usado por el cineasta Darren Aronofsky en el filme ‘El cisne negro’ en la secuencia de una discoteca.

Para cuando menos nos pudimos dar cuenta, el filme ya estaba terminando con una excelente mezcla de ‘Galvanize’ acompañada de ‘Leave home’. Fueron apenas 90 minutos suficientes para transportarnos a una realidad de la que fueron partícipes miles de personas, pero que ahora la hacemos nuestra por la sintonía que compartimos todos los fans en común: Su música.

Este filme salió en forma limitada en contados países del mundo, se exhibió desde finales de enero y principios de febrero, para mayor información de donde se encuentra ahora exhibiéndose pueden revisar la página oficial:

http://www.dontthinkmovie.com/

¡Saludos electrizantes!

H.