Oblivion en el Museo de Historia Mexicana: Atrapa con el recuerdo de la música.

Con un entusiasmo incalculable, felicidad en un recinto lleno y una tarde de domingo digna para recordar, se presentó el cuarteto de cuerdas ‘Oblivion’ el 29 de enero del 2012 con éxito en el auditorio del Museo de Historia Mexicana.

El cuarteto es conformado por Rodrigo Martínez, en el violín primero, Sebastián García en el violín segundo, Mauricio  Alvarado en la viola y Ana Karen Rodríguez en el violoncello, todos ellos estudiantes de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey. Su inquietud de formar este grupo nace a partir de la necesidad de expresarle a la sociedad, como es que poco a poco va olvidando la música clásica y la intención es acercarlos y se contagien del gusto musical.

Todos los derechos reservados – Fotografía de Sergio Rodríguez

En su corta trayectoria el grupo ha tenido ya presentaciones en la ciudad de México, en recintos como la sala Silvestre Revueltas en el Conservatorio Nacional de Música en Polanco y una colaboración especial en el Palacio de Bellas Artes. Ahora le tocó a Monterrey tener a estos jóvenes que son pródigos en su tierra.

El ensamble inició su programa con Cuarteto no. 3 en sol mayor de W. A. Mozart, para luego continuar con el Cuarteto no. 12 en fa mayor (americano) de A. Dvořák (segundo movimiento), más esto solo sirvió para calentar motores ya que el público reaccionó al escuchar Libertango de Astor Piazzolla dejando a los asistentes con ansia por continuar el conocimiento musical.

Un breve intermedio y los ánimos seguían encendidos, el cuarteto reanudó el concierto para interpretar Cuarteto Virreinal de Miguel Bernal Jiménez, y sus dos últimas piezas, el son de la negra y cielito lindo con arreglos de los jóvenes, extasiaron por completo a los asistentes, sacando uno que otro zapateo entre quienes permanecían de pié, ya que el auditorio de 173 butacas estaba a reventar; al termino de su última melodía, se derrochó una lluvia de aplausos que clamaba por la clásica ‘Otra, otra’ y para no desairar, el cuarteto reinterpretó ‘El Son de la negra’ pero pidiendo de favor a los asistentes que la cantaran para acompañar.

La tarde cerró con alegrías y sonrisas entre el público, que esperemos se vuelva a reencontrar a Oblivion con su afinidad musical para próximos conciertos, y recordarnos a todos que hay que seguir vigentes en escuchar la música que es parte de la historia.

Para mayor información de próximos eventos del Museo de Historia Mexicana, pueden visitar el calendario de eventos:

http://www.3museos.com/calendariodeeventos/vistageneral.asp

También pueden seguirlos en Twitter o en Facebook

https://twitter.com/3museos

http://www.facebook.com/3museos

 
He Aquí una probadita de Oblivion, interpretando Libertango de Astor Piazzolla

Saludos sin olvido.

 

H.