El Vengador Fantasma 2; regresa a la pantalla grande el Antihéroe mas grande de Marvel comics en una historia llena de acción y efectos especiales

A lo lejos el motor acelera rápidamente pronto se oyen cadenas que golpean el asfalto, el aroma a azufre se esparce y se ve el fuego que consume la obscuridad, el silencio abstrae los sonidos y de pronto los murmullos de almas en pena avisan que El Vengador Fantasma está por llegar.

Nicolas Cage se sube nuevamente a su moto infernal para la segunda entrega de El Vengador Fantasma, en la cual interpreta a Johnny Blaze, quien, tras recrear un antiguo ritual y vender su alma mortal por una cura para su padre, se convierte en El Vengador Fantasma.

En esta ocasión Johnny (Nicolas Cage) quien se esconde en el Este de Europa en donde lucha por reprimir su maldición, será llamado por Moreau para detener al demonio que trata de tomar forma humana.

Los directores Mark Neveldine y Brian Taylor quienes han hecho mancuerna anteriormente en Crack (2006/2009) y Gamer (2009), nos presentan esta adaptación al cine de una de las más grandes leyendas de Antihéroes de la Marvel Comics.

Con una duración de 95min. El Vengador Fantasma es una explosión de acción y efectos especiales, ahora podremos apreciar a un Johnny Blaze mas desquiciado ya que durante mucho tiempo se ha dado a la tarea de tratar de controlar a este demonio que tras caer la noche busca alimentarse de almas.

La expectativa fue baja al pensar que se trataba de una segunda parte, pero como ya lo había explicado el guionista David Goyer, la historia está situada a 8 años de la primera película, y al comienzo de esta segunda parte se narra el cómo Johnny Blaze se convierte en el Vengador Fantasma, lo cual hace mas asimilable la historia ya que no hace falta haber visto la primera película para entender la trama, pues no contradice nada que haya ocurrido en esta primera parte, ya que como todos sabemos hay personas que actualmente no la han visto, es como tomar al Vengador Fantasma y ponerlo en un ambiente mas obscuro y un tanto deteriorado, sin afectar lo que sabíamos de él o en su defecto, sin importar si no estabas familiarizado con él, la historia tiene esos altibajos que nos provoca no pensar en el pasado y simplemente preocuparnos por el aquí y ahora.

No es exactamente una nueva versión de lo mismo. No me gusta decir que es más realista, porque tiene una calavera ardiendo en la cabeza, pero es un poco más desmontada y oscura. Lo que está claro es que es otro tono. Esta aportará lo mismo a “Ghost Rider” que “Casino Royale” a las de Bond.” –David Goyer, guionista

La historia va a buen ritmo, no tiene grandes lagunas ni se ve apresurada por terminar y resolver todo al final, simplemente lleva su ritmo y mantiene al espectador en estado de interés  por la trama y a la espera del siguiente movimiento de nuestros personajes.

Probablemente los fans de este Antihéroe se estarán preguntando qué tan redituable es ir a ver esta segunda parte, y la verdad es que después de saber que Disney comprara la Marvel, uno pone en tela de duda si la trama (recordando que en este caso hablamos de un demonio que se alimenta de almas) estará a la altura en la pantalla grande.

Lo que puedo decir al respecto es que los efectos esquizofrénicos de Blaze a la hora de enfrentarse a si mismo y debatir entre dejar salir al demonio o no, nos remontan a la locura, además se muestra un Vengador Fantasma más deteriorado en su aspecto, ya que la chamarra y el pantalón de piel utilizados por el personaje se ven desgastados y casi a punto de caer hecho cenizas, son muy parecidos a lo que vimos en Ultimate Ghost Rider, las flamas del fuego en la calavera fueron diseñadas más pequeñas y su expresión es manipulada mediante sus emociones o pensamientos para mostrar más la actitud perturbada del motorista, su movimiento es turbio en momentos, además de contar con ese efecto de repetición corta dándonos la idea de la demencia apunto de explotar y el constante tambalear de un lado al otro nos muestra que el Vengador Fantasma estaba deseoso por salir de su prisión dentro del mismo Blaze, La mayoría de los escenarios son de noche para poder estar pendiente al 100 de la presencia del Vengador Fantasma, y asi, mostrar todo el potencial del fuego que nunca falta en el desarrollo de este largometraje, el toque de heavy metal y rock en el fondeo musical de la ambientación le da vida propia a cada acción y reacción del Vengador Fantasma.

Ahora bien en cuanto a la actuación de Nicolas Cage tenemos que hacer una pausa y puntualizar que la idea de ver a este Antihéroe, es justamente percibir a un hombre fuerte, ágil y por supuesto atractivo, de las cuales solamente una de las antes mencionadas podemos apreciar en el, definitivamente la sorpresa de ver a un Nicolas Cage mas recuperado es estupenda, sin embargo hay papeles de los cuales creo debería pensar dos veces antes de interpretar, no digo que la carrera de Cage este por terminar es solo que en ocasiones la presencia de este actor seria más familiar con un personaje apropiado para su edad y es que hay un punto dentro de la esquizofrenia fabricada por el Vengador Fantasma en la que uno siente que el mismo Cage está haciendo burla de la situación ya que se ve algo desesperado por mostrar la desesperación de Blaze.

Dentro de los distintivos personajes que esta historia nos propone nos encontramos con grandes personalidades del cine como Nicolas Cage(Johnny Blaze/ Ghost Rider), Violante Placido (Nadya), Ciarán Hinds(Roarke), Idris Elba(Moreau), Johnny Whitworth(Ray Carrigan), Fergus Riordan(Danny) y Christopher Lambert(Methodius).

Sin duda esta película está planeada para llegar a los admiradores de la primera entrega y para los que apenas se presentaran formalmente con este personaje, también en un caso menos exigente, para los amantes y fans de este comic, ya que sin duda respeta el seguimiento de los hechos descritos en dicha historia.

Finalizando podemos decir que El Vengador Fantasma es la mejor opción para este fin de semana si están en busca de acción, aventura y una que otra explosion.

C Prz