Club Sándwich: Comedia que saca al adolescente que llevas dentro.

CS-H

Dirección: Fernando Eimbcke

Reparto: Lucio Giménez Cacho, Danae Reynaud, Maria Renée Prudencio

Héctor y Paloma son hijo y madre respectivamente, su manera desenfadada de llevarse les da la confidencia de ser amigos a pesar de la diferencia de edades. Estando de vacaciones Héctor conoce a Jazmín una chica que también es adolescente y tienen la misma edad. La joven pareja se encuentra al borde de su despertar sexual y Paloma siente la amenaza de que su hijo está dejando de ser un puberto y entra a una nueva etapa en su vida.

El cineasta Fernando Eimbcke lanza su tercer cinta retomando el tema adolescente como en sus anteriores películas y en esta ocasión la comedia sigue siendo parte de su herramienta clave para traer una historia que ofrece un espejo al matriarcado de manera incómoda pero real.

Sencilla y sin pretensiones, esta producción ofrece un guión que es llevado por el silencio, la escases de diálogos y una fuerza que recae en los actores. El debut actoral de Lucio Giménez Cacho –hijo de Daniel Giménez Cacho– muestra a un chaval que se deja llevar por el momento, y con cierto hastío por la cotidianeidad en su vida, Danae Reynaud le secunda y ambos encuentran una chispa en la atmósfera de la adolescencia que aunque inocente, buscan explorar el deseo de encontrar que sucede con sus cambios hormonales. Maria Renée Prudencio cae en el papel de la madre aprensiva que se desvive por su hijo, y ella se deja en último lugar sin considerarse a si misma.

La carencia de un soundtrack se agradece en esta ocasión, presentando al silencio como arco de tensión entre los personajes, aparte se disfruta el sonido ambiente que simplemente recorre el set: Abanicos para mitigar el calor, las cigarras y el paso del monótono día, etc.

Solo tres canciones bien utilizadas resultan placenteras para el público que sabrá prestarles la atención que merecen: La reinterpretación de “Where is my mind?” de Pixies a cargo de Los Shajatos, “La comparsa” de Pérez Prado y “Muerte en Hawaii” de Calle 13

Esta película tuvo su paseo por festivales en el 2013, recorriendo La Habana, Turín, Mar del Plata, Miami, Edinburgo, Toronto, Rotterdam, Panamá, Cartagena de Indias, más un largo etcétera y San Sebastián donde Eimbcke se hizo acreedor de la Concha de Plata, como premio a Mejor Director.

Clasificación: Para una buena tarde de relax, sin complicarse ni estresarse, es solo cuestión de dejarse llevar y disfrutar como un buen paseo de vacación, como un buen club sándwich.

 

Saludos hambrientos.