12 Horas para Sobrevivir

ThePurge2_071414_1600

¿Qué nos impide salir con una escopeta a ponerle fin al karaoke del vecino? Algunos dirán que las buenas costumbres, otros adjudicarán su autocontrol al temor de Dios, pero la idea de desquitarnos con nuestros semejantes cruza por nuestras mentes más de lo que públicamente estaríamos dispuestos a aceptar.

La premisa de esta película sostiene que, si el crimen fuera legal por 12 horas una vez al año, las personas podrían salir a desahogar sus frustraciones mediante el asesinato, comportándose como buenos ciudadanos el resto del año.

Aunque la lógica de esta idea no se sostiene por si misma, el escenario que plantea sí es interesante. ¿Qué pasaría con la sociedad durante esas 12 horas? ¿Cómo nos comportaríamos si viviéramos en una tierra sin ley?

Técnicamente hablando

La película se antoja para que la protagonizara Charles Bronson de joven, aunque el lenguaje del cine ha cambiado mucho desde las películas de pandillas en los años 70. La influencia de tres tipos de cobertura cinematográfica marcan a la cinta como una clara obra del siglo XXI.

  1. La mayoría de la historia se cubre con tomas cerradas en las que apenas percibimos la geografía del lugar, generando un sentimiento de claustrofobia, pero también dándole ese toque hipster vimeoso de lentes largos, fondos fuera de foco y cámara en mano.
  2. El segundo punto de vista lo tienen las cámaras de tráfico y vigilancia. Aquí el director sí nos permite ver ángulos abiertos, generalmente para percibir la dimensión de alguna golpiza.
  3. Breves, pero inolvidables, son las tomas desde el punto de vista de las motocicletas. Tal vez los Dukes de Hazard nos acostumbraron a la cámara en la llanta, pero desde la salida de las GoPro las películas ya no tienen problemas para justificar la lógica de esta estética.

De qué trata la historia

En la noche más peligrosa del año, la casualidad reúne a cinco personajes con historias muy diferentes, pero con un único objetivo: sobrevivir.

Basta, no hay que buscarle más, pues el desarrollo de los personajes es tan pobre que si les pones atención comenzarás a escuchar el eco de tu pensamiento dentro de tu propia cabeza. La situación sí es interesante, lo suficiente como para mantenernos entretenidos durante toda la película.

¿Mencioné que es una secuela? No se preocupen, pues ni el escenario ni los personajes tienen nada que ver con la primera parte.

Comparado con la realidad

Los mexicanos ya conocemos la sensación de —a ratos, al menos— vivir en un país sin ley, así que la idea platicada se nos puede antojar boba. Sin embargo, la película nos cuenta una historia de venganza más o menos bien manejada, por lo que a pesar de todo se puede disfrutar.

maxresdefault

Diagnóstico final

12 Horas para Sobrevivir tiene un planteamiento interesante, aunque por sí solos los personajes no lo alcanzan a profundizar. Esto no impide que podamos hacer nuestras propias preguntas ni que disfrutemos el placer que nos brinda el cine de venganza, cuando luego de sufrir durante mucho tiempo, los buenos deciden contraatacar.

12 Horas para Sobrevivir

  • Director: James DeMonaco
  • Actores: Frank GrilloCarmen EjogoZach Gilford
  • Lo peor: El personaje que lleva el mensaje moral es tan nefasto que en lugar de hacerme reflexionar, me daban ganas de que fuera la primera víctima.
  • Lo mejor: El peso de la película recae en un vengador solitario. Ya saben, con su mega coche y armado hasta los dientes, pero de buen corazón. ¿Suena a cliché? Lo es, pero sorprende lo bien que Frank Grillo lo interpreta. La escena final es tan potente que por unos segundos parece que estamos viendo otra película.
  • Recomendaciones adicionales: Imperdible para los amantes del cine de pandillas y venganza. Una buena opción para quienes gustan del cine de acción. Evitable si lo tuyo son las historias profundas. En general, es una película divertida, si entiendes el sentido que Quentin Tarantino tiene de lo que es diversión.