Chinatown: Un estado mental.

ChinatownPosterDesde el poster de la película ya se sabe a lo que se va: una figura sombría, enfundada en traje a rayas y sombrero fedora, nos da la espalda mientras fuma un cigarrillo, y en el humo del mismo se vislumbra, etéreo, el rostro de una bella dama. Sin concesiones. Esta es una historia de un mundo crudo. Un mundo donde la belleza es una ilusión que esconde lo más sórdido, lo más corrupto y lo más torcido de la humanidad. Con esa imagen tan simbólica se presenta este clásico del cine norteamericano. Bienvenido a la noche. Bienvenido al Barrio Chino.

“Chinatown”, el famoso barrio chino de la ciudad de Los Angeles representa lo más oscuro de la pesadilla urbana para el detective Jake Gittes (Jack Nicholson), policía retirado que se dedica a encontrar maridos infieles en la California de 1937. Un caso de este tipo, aparentemente sencillo, lo involucra en un mundo mucho más complejo de lo que jamás pensó, un mundo donde todo tiene precio, incluso la vida. Al investigar la supuesta infidelidad del ingeniero principal del departamento de agua de la ciudad, Gittes descubre una trama para controlar el agua de Los Angeles. Y quien controla el agua en el desierto, controla todo.

Estrenada el 20 de Junio de 1974, “Chinatown” (“Barrio Chino”) significó el retorno a Hollywood de uno de los cineastas más innovadores -y controversiales- de los tiempos modernos, el polaco Roman Polanski, quien se había retirado a Europa tras el asesinato de su esposa Sharon Tate, ocurrido en California en 1969, a manos de la banda de Charles Manson. Aunque Polanski ya había retomado su carrera, aún no se sentía seguro de volver a pisar América. Lo que lo haría cambiar de opinión sería la calidad del guión, un guión considerado como uno de los mejores jamás escritos en el cine norteamericano.

Chinatownb

El autor del guión, un escritor de nombre Robert Towne, llevaba ya una década intentando hacerse de un nombre en el duro negocio del cine en Hollywood. Tras una temporada escribiendo filmes para el legendario productor Roger Corman, y una serie de trabajos para la televisión, Towne tomó la propuesta del productor Robert Evans de adaptar “The Great Gatsby” al cine. Desafortunadamente, Towne no logró concretar el proyecto, pero convenció a Evans de aceptar una historia original. Esa historia era “Chinatown”.

Inspirada por escándalos reales ocurridos en California durante la década de los 20’s, “Chinatown” es un retorno al estilo oscuro y pesimista del cine negro de los años 30’s y 40’s. Un viaje destructivo en el que nadie sale inmune a la corrupción inherente. De acuerdo a Towne, Chinatown no es tanto el lugar físico del Barrio Chino, sino ese estado mental en el que Gittes se encuentra, confundido por un caso que apenas y logra entender. Por un mundo que no logra asimilar del todo. Un mundo en el que inevitablemente se destruye a todo lo que se intenta rescatar. El trabajo policial lo volvió duro, pero también lo alienó del mundo.

Heredera de la novela negra de Chandler y Hammet, la película de Roman Polanski es

Jack Nicholson y Roman Polanski (Izq. a der) en el set de filmación de "Chinatown"
Jack Nicholson y Roman Polanski (Izq. a der) en el set de filmación de “Chinatown”

una excepcional obra que redefine el cine negro, el film noir, y lo actualiza a una generación que se encontraba despertando del sueño de los años 60s para encontrarse con la cruda realidad. Realizada con impecable técnica, un brillante trabajo de fotografía (por parte de John A. Alonzo) y una partitura inolvidable (del legendario Jerry Goldsmith), “Chinatown” es por mucho una de las mejores películas realizadas en la industria norteamericana, y su influencia permanece a lo largo del tiempo (“Blade Runner” le debe mucho de su estética, y “Who Framed Roger Rabbit” es virtualmente un remake en clave de comedia).

Aún hoy, a 40 años de su estreno, “Chinatown” es una cinta que cautiva con una fuerza que sólo puede describirse como mística. Un ejemplo de lo que ocurre cuando un guión genial se conjuga con un director visionario: una obra maestra. “Olvídalo Jake, es el Barrio Chino” le dicen a nuestro torturado detective, es el sello que enmarca y engloba al cierre de la cinta. Es imposible, olvidar a “Chinatown” es imposible.

Se recomienda ver el trailer a discreción ya que contiene spoilers menores, si realmente lo que buscas es sorprenderte, salta este paso.