12 Años Esclavo

18y-H

Titulo Original: 12 Years a Slave

Dirección: Steve McQueen

Reparto: Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Lupita Nyong’o

 

Tengo una relación amor/odio con los trailers de las películas que básicamente nos cuentan toda la película. Debo de decir que aunque a veces se agradecen porque luego nos salen con un mega churro, es cierto que ya no es lo mismo cuando vas a ver una película de 2 horas y media, cuando sabes bien que es lo que pasa porque ya lo viste en 2:30 minutos.

Aunque seguramente ya viste el trailer de esta película y ya sabes lo que va a pasar, la película vale tanto la pena, que no importa saber a lo que vamos -sufrir, básicamente- y nos perdemos en este mundo tan lejano a nosotros.

En 1841, Solomon Northup es un músico libre y feliz que vive en Saratoga Spring, NY junto con su esposa y sus dos hijos. Cuando dos hombres llegan a la ciudad fingiendo ser exitosos empresarios de circo, Solomon es engañado y secuestrado. Despierta en cuarto obscuro y en cadenas, solo para darse cuenta que están a punto de venderlo como esclavo.

Sin duda alguna, el éxito de esta película es la extraordinaria forma de narrar la historia, unas actuaciones que no puedes más que admirar, una cinematografía y fotografía que atrapan y ese sentimiento raro de que te sientes bien por haber visto una buena película de un tema del que te sientes mal al respecto.

Steve McQueen, el director responsable de esta película tiene tres películas y 23 cortos. Las tres películas tienen en total más de 100 nominaciones de premios internacionales.  12 Años Esclavo tiene 88 nominaciones. Si esto quiere decir algo, es que si todavía no conoces el trabajo de McQueen, en una tarde de actualizas y si ya conoces el trabajo, sabes que no es de perderse.

El conjunto actoral es tan amplio y conocido, que el poster ya parecía de esas películas de año nuevo donde sale medio Hollywood. Paul Giamatti, Benedict Cumberbatch, Brad Pitt, y Alfre Woodard son algunas de las caras conocidas que veremos en esta película, sin embargo, sin duda alguna el peso de la película es de Chiwetel Ejiofor, quien con su papel de Solomon nos deja atrapados de principio a fin. En todo momento en un personaje que vive luchando por sobrevivir, nos hace llorar, dolernos, conmovernos. Aunque ya lo hemos visto antes en películas como Gangster Americano y Niños del Hombre, sin duda alguna, esta película marcará un antes y un después en la carrera de Ejiofor.

Para Lupita Nyong’o esta es su primera película, y está recibiendo el reconocimiento que se merece. Con una actuación honesta y desgarradora, hay que tener checada a esta chica, quien sin duda va a llegar lejos

Quien vuelve con un papel más malo que la leche cortada es Michael Fassbender, quien si ya pensabas que lo habías visto de todos los papeles posibles, te va a sorprender con su papel de Edwin Epps, el dueño de la plantación donde trabaja Solomon.

En resumidas cuentas, una película altamente recomendable. Sí, es triste. Sí, es dura. Sí, está basada en las memorias de Solomon Northup. Y sí, vale mucho la pena. Solo lleva kleenex por si las necesitas.