Las Entrevistas Cruzadas desde CRONOS ¡Tiempo de Todo!

Hola, en mi primer colaboración para la Habitación 101, y para empezar con el pie derecho, les comparto una amable charla que sostuve con un gran poeta Regiomontano a quien les invito a conocerlo mejor.

Uno de los momentos por los que he esperado todos estos 15 años de CRONOS ¡Tiempo de Todo! Sostener una charla amable con un gran Regiomontano, un gran poeta y un mejor amigo:

Armando Alanís Pulido, ¿Qué endemoniada razón o circunstancia te volvió un hombre de letras? ¿Por qué no plomero o agente del FBI?

Podría decir que el azar, o inventar -es decir- escribir una historia, sobre un sortilegio al que estoy condenado y por eso las letras pero la razón es tan sencilla como haber abierto un libro en mi adolescencia y obsesionarme con el decir y los decires, creo que ser plomero es más difícil que ser agente del FBI y si hubiera sido esas otras cosas te podría decir que el azar me llevó hasta ellas o escribir – es decir- inventar una historia sobre un sortilegio… escribo por curioso, leo por curioso, la curiosidad aunque el gato tenga miedo o no esté de acuerdo, aviva.

¿Eres producto de tus emociones o de tus razonamientos?

Me gusta razonar mis emociones, y emocionarme con mis razonamientos, pienso mucho en lo romántico y luego escribo poemas de amor tratando de ser muy razonable.

Okey, nadie te regala una barda, tú vas y vives la emoción de robarla a la ciudad y hacer tu vandalismo estético. ¿No te ha sacado sustos el ser un autor a la intemperie?

Tal vez algunos se asusten con esta respuesta, la emoción debe ser más grande que el miedo, ¿Adrenalina? ¿Locura? ¿Obsesión?
Soy afecto a los afectos entonces siempre ando buscando lugares adecuados, superficies, nada mejor que estar a la intemperie.

Sería necio preguntarte por tus lecturas (este amigo lee al año todos los libros que le corresponden al otro 96% de la población). Te pregunto mejor: ¿Librerías o bazares de libros usados?

Las librerías de viejo me atraen más, hace poco encontré la primera edición de El Arco y La Lira de Octavio Paz, pero siempre he creído que los libros te escogen a ti, te chistan te guiñen un ojo (o una hoja).

Okey, resulta que casi 16 años después sigues siendo el papá de los pollitos con la Acción Poética… ¿Que tal que te sale mañana un chistosito con la Acción Novelística y se suelta escribiendo una novela por barda? ¿Qué onda?

La idea de escribir cosas en la pared, la tomé de aquel bisonte que dibujó el hombre de las cavernas, y de los romanos que le reclamaban a Julio César sus injusticias o de los muralistas mexicanos o de los chavos de Praga y de Tlatelolco en 1968, o de los vagones del metro de NY en los ochentas, o de Lerat en París o del misterioso Bansky, aquí habría que distinguir el decir y el hacer, creo que la mejor manera de decir las cosas es hacerlas, bienvenidos todos los actos poéticos, todo el arte bien intencionado. Bienvenido el que quiera decir y busque y encuentre un espacio.

¿Has sido adecuadamente reconocido o sientes que se ha menospreciado tu trabajo en algún aspecto?

Mi idea es compartir, si alguien lo quiere reconocer o lo ignora no me detiene ni obsesiona, estoy muy expuesto, eso lo tengo claro y siempre habrá quien diga cosas buenas o malas, yo me reconozco como alguien que reconoce que los reconocimientos motivan, y si llegan quiero reconocerme como alguien que con sencillez los reciba para que no lo distraigan.

¿Cual es la rola de este poeta, el tal Armando?

Ninguna en especial pero si hay un soundtrack de mi vida con muchos géneros musicales: una baladita de los Hombres G, un poema musicalizado de Jose Alfredo o de Cuco sánchez, Vivaldi, una cumbia colombiana, un fado portugués, una guitarra distorsionada, los relámpagos del norte, el último de la fila… para no ser injusto con mi canon, te platico lo siguiente: antes de que me robaran mi reproductor de música, mi hermano me grabó 32541 rolas, afortunadamente, antes del robo las escuché todas, así es que imagínate.

¿Cuál consideras el principal ejemplo de tu vida?

El principal ejemplo es dar un buen ejemplo y veo a mis padres, a algunos maestros, a muchos artistas, a mis amigos, a mis autores de cabecera que también son muchos, a algunos desconocidos que se te atraviesan para bien y que si no somos receptivos se nos pasa. Atesoro mi bagaje y trato de ser compartido.

¿Podrías dar algunos consejos a quienes se inician en la literatura como escritores?

El principal es leer. Poesía, novela, divulgación científica, leer el periódico, leer revistas, leer los anuncios panorámicos, leer las letras chiquitas de un contrato, leer libros sobre como leer…
Si quieres ser leído cuando escribas, tienes primero que leer mucho

¿Alguna anécdota que consideres muy relevante en tu vida?

Pues sería el encuentro con autores e historias al leer Bradbury y a Edgar Allan Poe que fueron mis primeros compañeros en lecturas con más conciencia y que me siguen maravillando. Me asombran.

Finalmente te agradecería un mensaje para los jóvenes alumnos de CRONOS Tiempo de Todo! que seguramente estarán interesados en conocer tu desarrollo.

Pues agradecerte querido Aldo los primeros 15 inspiradores años de CRONOS ¡Tiempo de todo!, yo siempre pienso que el padre tiempo pone a todos y a todo en su lugar, a veces pienso que no tengo tiempo, a veces deseo que el tiempo que me quede libre si me es posible lo dedicaré a mí y tengo programado en mi tiempo un capítulo para ser feliz por lo que personas como tú, le hacen al tiempo.

Te leo el viernes en Pop-Ético, tu columna en Publimetro donde también te leen, en instantes, miles de regiomontanos que van a la escuela y el trabajo.

Gracias por tu tiempo, gracias por tu ingenio y gracias por regalarme, cada día, una mejor Ciudad, Armando Alanís Pulido.

Aldo Rodrigo Sánchez Tovar