Wolverine: El chico malo que Marvel quiere.

wolverine_by_javi_ure-d380o0fDetrás de la fiera.

Wolverine, también conocido en latinoamerica como Guepardo, es el nombre clave que James Howlett utiliza desde The Incredible Hulk #180 para presentarse en su característico uniforme amarillo.

Concebido bajo comisión con los requerimientos explícitos de ser originario de Canadá, de corta estatura, temperamento fiero y llamado, precisamente, Wolverine por el entonces editor en jefe de Marvel. El encargado de cumplir el capricho fue el talentoso escritor Len Wein, sin embargo, el responsable de llevarlo al papel fue la leyenda del lápiz y la tinta, John Romita Sr.

A él podemos agradecerle las garras retráctiles, algo que él atribuyó a su búsqueda de la practicidad en el diseño del personaje, proceso a través del cual llego a preguntarse incluso como es que Wolverine se rascaría la nariz si esas garras estuvieran siempre presentes.

Una vez descrito, diseñado y preparado para aparecer en el papel, el artista Herb Trimpe tuvo a bien ser el responsable de dibujarlo en el último panel de la última página del número 180 de The Incredible Hulk y presentarlo formalmente en el 181.

Éste génesis multipartita revelaba poco o nada de la historia detrás del fiero super-humano Canadiense, de hecho, no se logra ver a detalle las garras retráctiles, cuya concepción es uno de los puntos que los seguidores mas han llevado a la controversia, sin embargo, ésta corta introducción fue suficiente para que Wolverine llamara la atención de los lectores y comenzara una meteórica carrera a la cima de la popularidad, convirtiéndose rapidamente en un ícono de la industria.

Múltiples orígenes

Wolverine_by_RodReisPara nadie debe ser novedad que en la industria del comic los personajes sufren de múltiples historias de su pasado, cada cierto tiempo las editoriales consideran necesario rejuvenecer sus mitos, aunque con el mismo paso del tiempo, algunos elementos se establecen como clave y solo algunos detalles se van afinando. Para ejemplo bastan los clásicos, Batman, Linterna Verde o el mismo Superman.

Sobre Wolverine se llegó a pensar que su origen era la mutación de un verdadero, salvaje y muy canadiense guepardo, debido a algunas pistas y comentarios que se dejaron ver durante las primeras participaciones de Wolverine con los X-Men. Len Wein desmintió categóricamente esta idea, sin embargo, el personaje ya no estaba siendo escrito por su pluma, sino por la de Chris Claremont, quien fue responsable de muchas de las aventuras que fijaron a Wolverine en la mente de los lectores.

La historia oficial de Wolverine no fue completamente develada sino muchos años después de Wein y Claremont, en la miniserie impresa en el 2001 titulada “Origen“, donde se revela que Wolverine nació de nombre James Howlett, en Alberta, Canadá en los ultimos dias de 1880, donde se insinua que es el hijo ilegitimo de Thomas Logan, un trabajador de la familia Howlett, y Elizabeth Howlett.

Thomas Logan, tras ser despedido del servicio de los Howletts, regresa a la mansión Howlett y mata a John Howlett, cegado por la ira, el todavía muy joven James mata a Thomas con su set de garras de hueso, que se retraen detrás de las manos de James por primera vez durante el episodio traumático.

Esto es algo que en el mundo de los X-Men es un fenómeno muy conocido: Un evento traumático acelera la manifestación de la mutación.

Su madre, entonces, lo rechaza y suicida. A partir de este momento James se convierte en un solitario, a excepción de Rose, quien el lector reconocerá por su parecido a Jean Grey, futuro interés sentimental de James, quien lo acompañara mientras adopta el seudónimo de Logan y comienza a trabajar en el territorio del Yukon, en una mina.

Siguiendo con el tono dramático, Logan accidentalmente mata a Rose con sus propias garras mientras lucha con Dog Logan, el otro hijo de Thomas Logan, quien busca venganza por el asesinato de su padre. Tras matar a Rose, decide alejarse de la sociedad por completo, encontrando hogar con un grupo de lobos.

Los Ochentas (y Noventas) le sientan bien.

Wolverine_Vol_2_33El ingreso de Wolverine a los X-Men en 1975 comenzó una larga carrera de aventuras, cada una mas exótica que la anterior y que, tras la publicación de Origin en el 2001, se justifica tengan lugar tras la búsqueda de refugio de Logan con los lobos a comienzos de 1900, llegando hasta su involucramiento con los X-Men en 1975.

Durante estas aventuras, Marvel se sirvió con la cuchara grande, aprovechándose de la popular imagen de figura trágica y violenta que atrajo a lectores nuevos y experimentados por igual para capitalizarse y posicionarse, en mi opinion, como la mas popular en la escena del comic mundial.

Los años ochenta dieron luz a una multitud de anti-heroes tanto en el cine y televisión como en el mundo del comic y Wolverine fue uno de los primeros en llegar a esa carrera en la que personajes como Punisher y Lobo se mantenían ocupados tratando de elevar el nivel de violencia y agresividad que podían mostrarse en las páginas de un comic.

Wolverine, sin embargo, tenía ya el sello de aprobación de la base de los lectores y gracias a esto, la agresividad que durante mucho tiempo estuvo solo implícita en el universo X-Men se comenzó a volver explicita y atrayendo mas y mas adolescentes, dando nueva vida al emblema de Marvel.

Los que crecimos en los ochentas podemos recordar a Logan acaparando portadas de la revista Wizard, en sus artículos y hasta en la publicidad, no sólo de comics sino como imagen de bebidas energizantes y comida chatarra, lineas enteras en las revisterías con Wolverine apareciendo aquí y allá con tal de atraer al lector ávido de la mala actitud y poca tolerancia de Logan.

La popularidad de Logan ha trascendido los ochentas y aún cuando la popularidad de los anti-héroes ha disminuido, Wolverine permanece en las listas de todo el mundo: En mayo del 2008 apareció en el número 1 de los Top 200 Personajes de Comic de la revista Wizard, para Empire fue el numero 4 en julio del mismo año, Fandomania.com lo puso en la posición 21 de todos los tiempos y en Mayo del 2011 fue el numero 4 en la lista de 100 Heroes de IGN.

Del papel al celuloide: Algo se perdió.

LR-HTras el éxito de la trilogía de X-Men, se confirmó la puesta en marcha del proyecto X-MenOrigins, lo que en su concepción se proponía como una serie de películas que exploraran el origen de diferentes personajes de la trilogía y que empezaría apoyándose en lo que Marvel consideraba su pie mas firme: Wolverine.

Con Hugh Jackman retomando el papel de Logan, Dominic Moynaghan, Ryan Reynolds y Liev Schreiber acompañandolo, Marvel logró complicar lo que parecía una apuesta segura al poner en la silla del director a Gavin Hood, un hombre con poca experiencia que no logró salir victorioso en los múltiples conflictos en los que entro con el estudio y los productores, comenzando con el mismo Hugh Jackman que rechazó el guión original, que buscaba un rating R, solo para adultos, y pidió que se convirtiera en un PG-13.

Tampoco ayudó que meses antes de la premiere de la cinta, una versión completamente carente de efectos especiales finales se haya filtrado en Internet, convirtiéndose en una de las numero 1 en los sitios de descargas ilegales y, debido a la falta de efectos, en una comedia involuntaria que se convirtió finalmente en un fracaso terrible para la credibilidad de la franquicia.

En términos económicos, no fue del todo terrible, de acuerdo a IMDB logró recaudar, hasta el primero de octubre del 2009, 179 millones de dolares solamente en los Estados Unidos. Nada mal para una película que costo aproximadamente 150 millones y que tuvo presencia alrededor del mundo.

Remendando una franquicia.

The-Wolverine-Movie-Cover
The Wolverine se distancia del proyecto X-Men Origins lo mas que puede, llega incluso a desaparecer todo rastro hasta en el titulo mismo, sin embargo, Hugh Jackman permanece y trae a la pantalla a otro rostro conocido de la familia X-Men haciendo un cameo que parece estar ahí más para recordarnos la unión con la trilogía original que para aportar valor a la historia.

En cuanto al guion, Hugh Jackman ha confirmado su amor por la saga ochentera de Frank Miller y Chris Claremont donde Wolverine viaja a Japón. No hay mejor escenario para un anti-héroe que una sociedad acostumbrada al protocolo, honor, disciplina y tradición. Un Wolverine puede volverse realmente salvaje en un escenario como ese, si no es por el talento samurai al que, inequívocamente, tendrá que enfrentarse tarde o temprano.

El mismo James Mangold se refiere a la película como una secuela de la trilogía X-Men y, aunque presagia una numerosa cantidad de flashbacks, quiero pensar que todo este esfuerzo por la distancia no puede sino ayudar a Wolverine ganar dinero en las taquillas.

Eso y que no se les olvide cerrar la puerta del cuarto donde guardan la cinta en producción con su llave y candado, no les vayan a repetir el robo.