Un paseo por las tumbas

1401452090401

Hay clichés que aburren, otros se repiten porque siguen funcionando. Un ex-policía convertido en detective privado que ha desarrollado una visión especial para identificar la parte miserable en todas las personas, de pronto se topa con un caso que lo lleva a enfrentar los más bajos niveles de maldad.

El cine negro nunca ha desaparecido por completo de Hollywood.

Técnicamente hablando

Hay cosas en el cine que casi todos notamos, como una secuencia de acción o la caracterización de un personaje, pero existen elementos disfrutables en una cinta que no son tan fáciles de identificar. Se requiere de un paladar educado para detectar la elección del ángulo de cámara o el ritmo de la edición dentro de una historia que avanza a paso medio.

Esta película destaca en su fotografía, en su dirección de cámaras y en la atmósfera que produce su música. Una cruzada de calle o el bajar por una escalera se convierten en parte de una experiencia exótica cuando se cuentan desde un punto de vista diferente. Creo que muchos lo pasarán de largo, pero fueron algunas de las cosas que yo más disfruté.

De qué trata la historia

Matt Scudder se topa con el caso más extraño de su vida, cuando investiga el asesinato de la esposa de un traficante de drogas y descubre que quienes cometieron el brutal crimen tienen planes de volverlo a hacer.

A-Walk-Among-the-Tombstones-Trailer-Liam-Neeson-Does-Favors-for-People-444587-2

Diagnóstico final

Con un manejo inusual del lenguaje cinematográfico que no llega a llamar demasiado la atención hacia si mismo, el paseo por las tumbas es una de esas historias impopulares y ciertamente imperfectas que logran hacerte disfrutar el solo hecho de estar sentado. Muy disfrutable para todo fan del género, incluso y a pesar de ser protagonizada por Liam Neeson en su ya medio gastado rol de adulto darks.

Un paseo por las tumbas

  • Director: Scott Frank 
  • Actores: Liam Neeson, Dan Stevens, David Harbour
  • Lo mejor: La frescura de caperucita roja cruzando la calle
  • Lo peor: El desenlace me pareció muy complaciente para ser una historia tan oscura
  • Momento para salir al baño: La escena de la biblioteca