Star Trek: En la Oscuridad, drama, comedia, ciencia ficción

into darkness

STAR TREK: INTO DARKNESS

¿Qué tal está? Es una buena película. Es el tipo de películas que cuando salgo del cine, tengo ganas de comprarme un vaso o ya quiero que salga en DVD para tenerla y verla muchas veces. Dado que su director y productor fue J.J. Abrams, que puedes tener una impresión de él si viste la anterior a esta serie de Star Trek o Misión Imposible III y Super 8.

Personalmente, no soy muy fan de las versiones en 3D, pero en esta ocasión puedo decir que es la mejor manera de verla para apreciar los detalles que nos sumergen en el mundo donde las naves espaciales es algo de todos los días y la tecnología está tan avanzada que teletransportarse es bastante normal, sin mencionar el sinnúmero de aparatos para la medicina o de comunicación en la nave y cualquier otra cosa que se me pudo pasar en la función.

Con una previa disculpa a los fans que pueda llegar a afectar, me atrevo a decir que en esta versión, la Enterprise luce más real que cualquier película o programa de las series de televisión de Star Trek.

En cuanto a las actuaciones, esperaba algo muy similar a la película pasada con la misma tripulación del Enterprise, pero como el mismo J.J. Abrams alguna vez lo dijo en una entrevista, “Una historia es tan buena como su villano”, y el villano se lleva la película.

En una trama donde el héroe se enfrenta a encrucijadas en las que debe decidir si guiarse por su lógica o por sus emociones, Zachary Quinto, quien interpreta a Spock, hace muy buena actuación como Primer Oficial del legendario Capitán James T. Kirk, interpretado por Chris Pine. Kirk es el líder de la tripulación que tiene como misión encontrar y eliminar un hombre que es enemigo de la Tropa Estelar.

Unas de las dificultades a las que se enfrentan tienen que ser resueltas por Scotty, interpretado por Simon Pegg, el ingeniero que se hace cargo del buen funcionamiento de la nave Enterprise, un personaje secundario que le da un espíritu muy ameno al filme.

Para los fans se hacen muchas referencias a las películas anteriores, sobretodo la de Star Trek II: The Wrath of Khan, SPOILER ALERT: e inclusive hace su aparición de honor Leonard Nimoy, el Spock de la película de 1984.

A diferencia de las películas de antes, en esta versión el “dilema filosófico” que presentan de los opuestos entre las decisiones basadas meramente en lógica y las que son solamente viscerales. Es menos profundo, pero esto abre las posibilidades para mayor audiencia y enriquece una historia de ciencia ficción que es abundante y rico en escenarios y efectos visuales.

Definitivamente una película para ver en el cine y luego comprar para la videoteca personal.

Z.