Se levanta el viento: el lado positivo de la guerra

1_zps38be09e7

A veces es mejor llegar a ver una película sin saber nada de ella. Sin embargo, cuando un director con una trayectoria como la de Hayao Miyazaki (El Viaje de Chihiro, La Princesa Mononoke, Mi Vecino Totoro) presenta su último proyecto es imposible llegar a la sala sin una mínima predisposición a lo fantástico.

En nuestra cultura de occidente, el cine de animación todavía se asocia con películas para niños, a pesar de que los Simpsons ya cumplen sus 25 años. Se Levanta el Viento es una película de animación, sí, pero no es una historia para chamacos. No me refiero a que haya desnudos o malas palabras, sino a que la cinta como tal es un drama técnico/histórico/de amor. Es la historia de Jiro Horikoshi, un ingeniero aeronáutico que fue responsable de muchos de los diseños de aviones japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Este es un drama histórico animado, que se toma su tiempo para contar la trama. Tomando en cuenta esos parámetros, que no a cualquiera le pueden interesar, es una excelente película.

Técnicamente hablando

Influenciados por las películas de Disney, los animadores japoneses de mediados del siglo pasado incorporaron técnicas americanas de trabajo, logrando producir en menor tiempo y costo trabajos de mucha calidad.

Una de estas técnicas es la de pintar un enorme fondo que se utiliza una y otra vez durante la escena. Al cambiar la zona de la pintura sobre la que aparecen los personajes, se tiene la sensación de estar visitando un lugar enorme.

Sin embargo, apoyado por el éxito internacional que han tenido las producciones de Estudios Ghibli, desde hace tiempo que las películas de Hayao Miyazaki no escatiman en explorar ángulos diferentes en cada toma. Hay dinero, hay producción, aunque en este caso la animación sigue el sencillo estilo que siempre ha manejado este director. Con tonos pasteles y enormes máquinas de bordes redondeados, aparte de un par de catástrofes, la película no es particularmente espectacular.

De qué trata la historia

Desde su infancia, la pasión de Jiro han sido los aviones. Es un muchacho noble, pero con una fortaleza de carácter que lo convierte en lo que la película proyecta como un héroe/nerd. Inspirado en sueños por el diseñador de aviones italiano “Gianni” Caproni, la película es un viaje en paralelo entre el sueño de Jiro, de diseñar aviones, y el de encontrarse con el amor de su vida.

Crítica histórica

Las guerras han impulsado el ingenio y la inventiva de las más grandes mentes. Este es uno de esos casos. Quienes estén relacionados con la participación de Japón en la Segunda Guerra Mundial notarán la ligereza con la que se aborda el conflicto moral que pudiera tener una persona, aparentemente buena, en dedicar su vida a desarrollar máquinas de guerra, reivindicando su historia solo con la capacidad de amar a su pareja.

Esta es la visión de un director que hace homenaje a la cultura de su país al interpretar la historia de un famoso personaje, un soñador como él. Si algo bueno podemos sacar de la guerra es que, en circunstancias excepcionales, los hombres son capaces de realizar acciones extraordinarias.

kaze-tachinu-naoko-jiro-3

Diagnóstico final

Se Levanta el Viento es un drama histórico animado, que se toma su tiempo para contar la trama. Tomando en cuenta esos parámetros, es una excelente película. Su tono es serio y está plagada de tecnicismos de ingeniería con los que pocos espectadores se sentirán identificados. La historia de amor es muy bonita, romántica, aunque demasiado perfecta como para que un cínico realista como yo pueda conmoverse. Aún así, a más de uno hará soñar con la idea de que el destino siempre nos tiene preparada una sorpresa al final del camino, en donde encontraremos al amor perfecto.

Se Levanta el Viento

  • Director: Hayao Miyazaki
  • Lo mejor: La sensación de vivir en un mundo sin vértigo
  • Lo peor: La visión idealizada de los protagonistas. Ni una falla, ni una duda. No me los termino de creer.
  • Recomendaciones adicionales: No es una película para niños, se van a aburrir. Piensa en el género y decide si te interesa ver un “drama histórico”. Si te gusta ese tipo de cine, esa es una cinta imaginativa y conmovedora que no te debes perder.