Resident Evil: O de como Hollywood se divorció del videojuego.

Resident Evil

En 2002 se estrena Resident Evil, protagonizada por Milla Jovovich y Michelle Rodriguez y dirigida por Paul W.S. Anderson (conocido entonces por su trabajo en Event Horizon y, otra adaptación de videojuego, Mortal Kombat).

Antes de eso las expectativas con respecto al film explotaban eufóricas tratando de adivinar que tan apegada sería la experiencia cinematográfica a la del videojuego y si aparecería tal o cual personaje y como iba a funcionar la temida Umbrella Corp.

Las imágenes que se fueron filtrando y luego publicitando no hicieron sino aumentar la emoción. Después de todo Milla Jovovich se veía genial pateando zombies y Michelle Rodríguez es la chica ruda a la que le basta apenas una sonrisa para enamorar a mas de uno. Y los zombies, caray. Los zombies se veían muy bien.

Tras el estreno los fans desbordaron los foros con agudas interpretaciones y teorías de lo que sería el segundo filme, compararon exhaustivamente el contenido de la película con el de los videojuegos y llegaron a la conclusión de que simplemente algo no iba bien.

Otros, los que no éramos fans del videojuego y no teníamos mucho material contra que compararlo, le dimos una recepción mas cálida. Estábamos dispuestos a aceptar lo que los fans de hueso colorado no.

La taquilla fue buena, la producción bastante cuidada y las actuaciones competentes, los zombies destacaron y Umbrella intimidaba. Al final del día Hollywood acepto la película como un éxito y decidió dar luz verde a una secuela.

Resident Evil: Apocalypse

Alexander Witt llegó a la silla del director para la secuela de Resident Evil, trabajando con un guion del mismo Paul W.S. Anderson y gran parte del elenco original (los sobrevivientes, básicamente).

Los fans del videojuego respondieron con moderado entusiasmo, los que disfrutamos de la primera película también. La noticia de Nemesis haciendo su aparición en la segunda película aumentó el escepticismo y Siena Guillory como Jill Valentine fue el mejor contrapunto para los escépticos.

La historia da seguimiento a los eventos de la primer película, donde vemos a Alice (Milla Jovovich) recuperándose de experimentos a los que Umbrella la sometió y, en medio de Raccoon City, ella tiene que sobrevivir a una población zombie muy, muy hambrienta.

En esta segunda película nos enteramos que, gracias a los experimentos a los que fue sometida, Alice ahora cuenta con fuerza, velocidad y agilidad super humanas.

Mientras tanto, Umbrella clausura la ciudad dejando encerrada a una buena parte de la población y a algunos miembros de los equipos de elite de la policía. Entre los civiles se encuentra Jill Valentine y Terri Morales, entre los policías se encuentran Carlos Olivera y Nicholai Ginovaeff.

Por otro lado, al tratar de evacuar a los miembros de Umbrella de Raccoon City, el Dr. Ashford es evacuado sin su hija, quien tras escapar con vida de un accidente de transito, se refugia en su antigua escuela.

Alice y sus acompañantes buscan salir de Raccoon City mientras que el Dr. Ashford busca hacer contacto con alguien en el interior para rescatar a su hija a cambio de proporcionar un salvo conducto, eventualmente necesidad encuentra necesidad y Alice se encuentra como líder de un equipo de rescate.

Umbrella detecta la actividad de Alice y decide dar inicio al proyecto gemelo de Alice, el proyecto Nemesis.

Sobra decir que los fanáticos ya estaban mas allá de la frustración en este punto y muchos abandonaron la serie o simplemente descartan las películas como algo estrictamente fan-service.

Hollywood volvió a mirar los números de la taquilla, se encogió de hombros y firmó el cheque para la tercera parte.

Resident Evil: Extinction

Ya plenamente divorciados del concepto original de Resident Evil, Resident Evil: Extinction da seguimiento al desarrollo del proyecto Alice y su conflicto con Umbrella.

Raccoon City ha sido devastado, un grupo de supervivientes se refugia en el desierto de Mojave  y Alice los encuentra. Carlos Olivera se pone muy contento de verla de nuevo pero no podemos decir lo mismo del resto de la caravana, que apenas le alcanza para comer.

Alice propone evacuar hacia Alaska, donde tiene evidencia muy subjetiva de que no hay riesgo de infección zombie. El equipo accede a regañadientes, especialmente cuando descubren que tienen que atravesar Las Vegas.

Mientras tanto, Umbrella esta trabajando en una versión mejorada de los zombies y el nuevo CEO se rehusa a capturar a Alice hasta que tenga certeza absoluta de que es Alice quien acompaña a los supervivientes. El Dr. Isaacs no esta de acuerdo en esperar tanto y envía a los nuevos zombies, mas agresivos y agiles, a encontrarse con Alice.

Tras usar sus habilidades psiónicas para romper el enlace con Umbrella, Alice rastrea y localiza la base subterránea de Umbrella y el convoy se dirige a ella.

En la base, Alice se entera de que su sangre es la clave para el antídoto del T-virus y, a través de la White Queen, también descubre que en la base, el Dr. Isaacs se ha convertido en una amenaza, al recibir una dosis de T-virus mutado.

Aquí es donde descubrimos que Umbrella ha estado clonando a Alice.

La historia continua y descubrimos que la central de Umbrella se encuentra en Tokyo, donde el holograma del nuevo CEO de Umbrella anuncia que las instalaciones de Norteamérica han sido destruidas. El holograma de Alice aparece y anuncia su inminente guerra contra Umbrella, al final, la mesa directiva es presentada con una serie de clones de Alice, acompañando a la original.

Ya con la gran mayoría de los fans del videojuego fuera de las salas de cine, Hollywood se pregunta si todavía la taquilla es redituable. La suma se completa, el número es positivo. Hollywood sonríe y firma dos cheques: Uno para una película animada y otro para la cuarta película de Milla Jovovich como Alice.

Resident Evil: Afterlife

Paul W.S. Anderson regresa a los controles en Resident Evil: Afterlife. No es que haga mucha diferencia, es solo un hecho.

Alice ha recibido muchos poderes últimamente, tal vez demasiados. Y el escritor tiene que, de alguna manera, lidiar con eso.

Entonces: Alice y sus clones intentan un ataque frontal contra Wesker, el CEO de Umbrella. Wesker escapa por poco y, en su escape, logra eliminar a todos los clones de Alice, mas no a la original.

Alice, la original, alcanza a subir al helicóptero donde Wesker esta escapando pero es dominada y atada por él. Wesker logra desactivar efectivamente todos los poderes super humanos de Alice. Alice logra arreglar que el helicóptero se estrelle y escapar en paracaídas mientras Wesker, aparentemente, muere en el accidente aéreo.

Asunto arreglado, Alice es ahora una persona común y corriente.

Alice regresa a Estados Unidos, encuentra a Claire Redfield, quien fue victima de un Umbrella a través de un gadget que eliminó todos sus recuerdos. Claire y Alice viajan a Los Angeles, donde salvan a Chris Redfield y a un grupo de supervivientes que se resguardan en la prisión estatal. Arcadia, que había sido la razón original para ir a Alaska, se descubre es un navío y no un pueblo. Alice, Claire, Chris y el resto del grupo deciden ir a la búsqueda del Arcadia.

A medio camino para llegar a Arcadia, y sin oportunidad de abortar la misión, Claire recuerda que Arcadia es en realidad una especie de campo de concentración en el cual Umbrella usa a seres humanos para realizar sus pruebas. Alice no se detiene y llegan a Arcadia a liberar a los oprimidos.

En Arcadia descubren que Wesker sobrevivió gracias al virus-T, sin embargo, este esta consumiéndolo y para mantenerlo bajo control, Wesker debe consumir grandes cantidades de DNA humano. Oh y gracias al virus-T, Wesker tiene poderes super humanos.

Wesker sobrevive nuevamente al ataque de Alice y sus compañeros y escapa en un aeroplano, sin embargo, cuando intenta detonar la bomba que había dejado en el Arcadia, descubre que Alice la ha ocultado en el mismo aeroplano y explota. Una figura se ve a lo lejos en paracaídas y Alice decide convertir el Arcadia en un verdadero refugio para supervivientes.

Al final, Jill Valentine comanda un navío de combate marítimo con la bandera de Umbrella y el mismo dispositivo que le había sido implantado a Claire puede verse en Jill, mientras ordena el ataque contra el Arcadia.

Resident Evil: Retribution

La quinta entrega de la serie Resident Evil no parece querer acercarse a los videojuegos, al contrario, parecería más que los videojuegos han tratado de extender una mano amiga a la serie filmográfica, pero no han recibido mas que mordidas.

En Retribution, Alice sigue descubriendo su pasado, el virus-T continua su paso arrollador en la tierra. En esta ocasión Alice recorre el mundo dando cacería a los responsables del virus, visitando Tokio, New York, Moscú y Washington, D.C.

¿Será Retribution el final de la serie Resident Evil?

La verdad es que no parece estar cerca de una culminación, los resultados en taquilla siguen siendo muy invitadores para Hollywood y este divorcio ha sido rentable para ambas partes.

Milla Jovovich ha confirmado su interés de seguir trabajando en la serie en repetidas ocasiones, lo mismo Paul W.S. Anderson que en esta quinta entrega de la saga, escribe, produce y dirige a su esposa, también mantiene el entusiasmo por la serie que, a la fecha, a mostrado ser su mas grande obra.