Prometheus: Vamos hacia atrás, no hacia adelante

En Alien, el androide Ash, medico a bordo de la nave Nostromo, confirma que el Alien ya era conocido por la Weyland-Yutani anteriormente y que, de cierta manera, la Corporación esperaba que la Nostromo y su tripulación pudieran obtener un espécimen para su estudio.

La primera pregunta que vale hacernos es si tal vez Prometheus cubrirá los eventos a partir de los cuales la Weyland Corporation hace el primer contacto con los Xenomorfos.

De acuerdo a lo que ha dicho Ridley Scott, no, sin embargo, en julio del 2011, el mismo Scott comentó a ComingSoon.net:

“Al final del tercer acto comenzarán a darse cuenta que existe cierto ADN de la primera Alien, pero no de las secuelas”

Y en una entrevista para MTV, Ridley Scott hizo hincapié en su deseo de alejarse del Xenomorfo:

 “Mientras que Alien fue el punto de partida de este proyecto, hemos evolucionado una nueva, gran mitología, y universo en el cual esta historia sucede. Los fans observadores reconocerán partes del ADN de Alien, por decirlo así, pero las ideas son únicas, grandes y provocativas.”

Ridley Scott comentó en The Hollywood Reporter:

“La NASA y el Vaticano están de acuerdo en que es casi imposible, matemáticamente, que nosotros pudiéramos estar donde estamos sin contar con un poco de ayuda en el camino. Eso es lo que estamos explorando en el film.”

Erich Anton Paul von Däniken.

Pareciera que el viaje hacia el pasado y a los posibles ayudantes que la humanidad ha tenido para evolucionar las diferentes civilizaciones a lo largo de nuestra historia ha llevado a Scott y a los escritores de Prometheus hasta los terrenos custodiados por Erich Anton Paul von Däniken, un excéntrico suizo que ganó notoriedad gracias a sus ideas sobre los antiguos astronautas.

En entrevista para OpenMinds.tv, Fox reportó que la película exploraría la naturaleza, origen y la “vasta civilización” de la raza conocida, hasta ahora, únicamente por el sobrenombre que se le ha dado al único ejemplar que hemos podido ver en pantalla grande, “El Piloto”, así como sus orígenes antropogenéticos y su rol en los orígenes de la humanidad en la Tierra, ideas que, reconocieron, han sido parcialmente inspiradas por los trabajos de Erich Anton Paul Von Däniken.

El mismo Carl Sagan tuvo que dedicarle un poco de atención cuando Von Däniken comenzó a publicitar como obras extraterrestres los vestigios arqueológicos.

Para hacer su introducción corta, podríamos decir que Von Däniken es quien mas difusión le ha dado a la idea de que el hombre es un descendiente de extraterrestres.

Un ejemplo, según Von Däniken, serían unas figuras sudamericanas de 3000 años de antigüedad, grabadas en oro, que representan lo que para los científicos sería arte plástico inspirado en formas de insectos, sin embargo, para Von Däniken estos insectos poseerían lo que él ve como sillas de pilotos, y estabilizadores verticales y horizontales, con lo cual le parece más lógico deducir que se trataría no de insectos, sino de aviones similares a los modernos, que los antiguos artistas debieron de conocer a través de su interacción con una cultura tecnológicamente mucho más avanzada de origen presumiblemente alienígena.

Hago una pausa para resumir el párrafo anterior: Figuras inspiradas en insectos son, según Von Däniken, figuras inspiradas en aviones modernos que los antiguos sudamericanos conocieron a través de extraterrestres.

Esas ideas todavía tienen cierta popularidad y son material para una cantidad importante de historias de ciencia ficción. Von Däniken se mantiene, hasta el día de hoy, firme en sus ideas, incluso llegando a abrir un parque de atracciones en el 2003 llamado “Mistery Park”.

Por cierto, el parque es referido por algunos miembros de la Academia Suiza de Ciencias como un “Chernobil cultural”.

Definitivamente el trabajo de Von Däniken ha sido un catalizador para muchas obras de ficción, lo único que nos queda es esperar y ver si Ridley Scott ha sabido capitalizarlo mejor que el resto, que ahora descansan en el anonimato y el olvido.