Prometheus: Las impresiones y puntos de vista después del filme

Ridley Scott regresa impactándonos con “Prometheus”, la nueva película de ciencia ficción que llegó recientemente a las  salas de cine de la ciudad.

Se dice que esta película estaba pensada como una precuela de “Alien, el octavo pasajero” y por otro lado hay versiones en donde se dice que la película comparte el universo de Alien pero con una trama independiente, dejemos esto sobre la mesa para que lo juzgue usted mismo después de verla.

Primer punto a destacar: Prometheus cuenta con un cast de primer nivel. Siempre es un deleite verlas excelentes actuaciones de Michael Fassbender, Charlize Theron, Noomi Rapace (quien por lo visto está siendo la celebridad del momento), Guy Pearce entre otros

Segundo pero no menos importante, la trama. Prometheus nos trae una historia con un trasfondo pesado, incluye los dilemas filosóficos y existenciales más profundos en la mente humana. Y no sólo eso, los terrores gráficos también (para aquellos amantes del thriller y el terror, sean bienvenidos a verla).

¿Quiénes somos? ¿Cuál es el propósito de la humanidad? ¿Habrá escape a la muerte?

Eso y muchas otras preguntas encontraremos en la mente de cada personaje, siendo notable el trabajo de los guionistas Jon Spaihts y Damon Lindelof  ya que cada uno de estos personajes conlleva una subjetividad interesante. A pesar de que hay un protagonismo claro, como en cualquier trama de cine; la Dra. Shaw(Noomi Rapace) no se lleva la película, sino que es el vehículo por el cual vemos realizarse los miedos, las inquietudes, el arrojo, la esperanza, etc., de toda la tripulación del Prometeo.

Tercero, los datos duros: Prometheus tuvo la dificultad de decidirse como película para Adultos (R) o para Jóvenes y Adultos (PG-13), ya que si bien no se presentan escenas gore o sexualmente explícitas… vamos, ni el lenguaje fue indiscreto, el mismo Scott menciona que la trama es altamente estresante.

En cuanto a los vehículos y naves, el equipo del filme fue asesorado no sólo por el aspecto creativo sino funcional por ingenieros de NASA, que permitieran darle realismo a la película y credibilidad a pesar del  paso del tiempo. Por otro lado Giger de nuevo hace mancuerna con el equipo para diseñar los escenarios de los planetas y de los alienígenos, transportándonos a estos mundos extraños y ominosos como en su tiempo lo hiciera con Alien.

¿Habrá secuela de Prometheus? A este punto no hay modo de saberlo, sin embargo la película nos deja muchos pequeños “spots” que abren la posibilidad sin hacerla definitiva.

Por lo pronto veámosla, aquellos fans de Alien, saldrán plenamente satisfechos, y quienes no, muy probablemente comiencen a echarle un ojo a este canon de filmes.
¡Saludos hasta la próxima!

E. Torres

 

///———-///————///———-///————///———-///————///———-///

 

Prometheus: Alta ciencia ficción, sólo como Ridley Scott sabe hacerla.

La espera terminó y las respuestas llegaron a nosotros, solo que ahora las incógnitas son mayores y nos quedamos con un estómago intelectualmente lleno… tal vez solo hasta esperar que sucederá con esta posible nueva franquicia.

Los huecos que estaban vacíos en la fórmula/saga de Alien, han sido llenados sabiamente, el misterio del ‘Space Jockey’ se resuelve, y el origen de lo que se supone debe ser la especie del Xenomorfo, es expuesto a detalle. Los personajes van construyendo la vertiginosa espiral de eventos, liberándonos las posibles hipótesis de porqué se encuentran en el planetoide LV223, en búsqueda de respuestas filosóficas inmemoriables.

Ridley Scott nos mantuvo a la espectativa al declarar que ‘Esta no es una precuela de Alien’ y lo que todos marcábamos en la duda, se cumplió el día del estreno. El director acertó y nos entregó un filme que explora nuevos horizontes y termina justo donde marca una brecha de un nuevo camino, sin comprometerse a justificar sus respuestas, pero si dándonos más material con el cual especular.

Fotografía impecable, efectos supremos, música que pudo haber sido mejor, actuaciones con sustento, un guión que es inteligente, pero con algunos diálogos flojos y muchos sellos que nos marcan la añoranza de la franquicia Alien. En concreto, el producto es redondo y satisface las necesidades de los fanáticos, aunque haya unos bastante extremistas y quedarán en desacuerdo con algunas ideas expuestas del cineasta, pero en todas partes se cuecen habas.

Véase y disfrútese por el mero hecho de ser un filme que aporta a la ciencia ficción, a la filosofía humana y que nos explica fundamentos básicos de la franquicia que hizo partir el mismo Scott.

Saludos prometedores.

H.

 

///———-///————///———-///————///———-///————///———-///

 

Prometheus es una buena pieza de ciencia ficción, ni la mejor ni la peor, realizada a la perfección por un director en franca caída como Ridley Scott (Recordemos Robín Hood).

Respondiendo a las preguntas que se hacian en un articulo previo: No, Prometheus está lejos de convertirse en Blade Runner. No va a redefinir la ciencia ficción moderna y no es cuestión de tiempo. Ridley Scott ya hizo eso dos veces, la tercera fue la vencida.

Fassbender es un privilegio. Es un actor que siempre entrega por encima del filme. Su interpretación de un androide es simplemente fantástica y muy cuidada.

El peor problema de la película es su relación con la franquicia Alien. Totalmente innecesaria y metida con calzador, Prometheus necesita una secuela e invitarnos una buena borrachera para, sentados a la barra del bar, ya perdiendo inhibiciones, contarnos como va a llenar los huecos en el guión.

Vamos, verla es un agasajo… Tratar de encontrarle sentido con respecto a Alien, una verdadera perdida de tiempo.

Jorge Guerra