Poder sin Límite, parecida a muchas pero no como las demás

Con tantas historias sobre superhéroes, y tantas películas que hemos visto de eventos sobrenaturales y súper poderes que se manifiestan en los momentos más cruciales de la vida, podríamos imaginar que en cualquier momento podría pasarnos a nosotros, y siendo honestos, levanten la mano cuántos de nosotros hemos soñado con esto.

Pues la frase “ten cuidado con lo que pides por que puede volverse realidad” es completamente acertada para los protagonistas de Poder sin Límite, la nueva película de Josh Trank quien apenas dirigiera para episodios de la serie “The Kill Point” y es justamente con esta película Poder sin Límite (Chronicle) que se estrena de director.

La historia se parece a muchas pero no es igual a ninguna, un inadaptado social abusado por su padre, un chico que trata de mantenerse al margen de todo y uno más que es el centro de la popularidad, y aun que suena a un mal chiste, estos 3 jóvenes ven su vida cambiar por un increíble descubrimiento que les otorga poderes telekinéticos , pero con semejante poder la responsabilidad de controlarlo se verá opacada, así como el lazo entre ellos será puesto a prueba a medida que exploran el lado más obscuro de sus personalidades.

La película esta grabada en formato Documental, y revivimos esas historias que en algún momento nos hicieron sentir su realidad, tenemos que agradecer a The Blair Wich Proyect por esto, pero en esta ocasión es un poco menos creíble la posibilidad del suceso, como J.J. Abrams con su Cloverfield, la verdad uno se pregunta en cuanto  comienza la película. ¿cómo es que va a terminar si uno de los afectados por el poder es el que está grabando?, ¿en qué momento cambiara de manos la cámara?.

Pero casi sin ningún esfuerzo el problema con la cámara está resuelto, ya que no solo nos apoyamos de la cámara inicial que es cargada por uno de los protagonistas, sino que conforme avanza la película podemos observar tomas de apoyo por parte de las cámaras de seguridad de la ciudad, es decir, negocios, bancos, gasolineras, etc. De ahí el nombre en ingles “Chronicle” ya que justamente es una crónica con las cámaras de cómo fueron ocurriendo los acontecimientos.

Al conocer a los tres protagonistas, es facilísimo identificar cuál de ellos terminara por irse hacia el lado obscuro, ya que Andrew (interpretado por Dane DeHaan) es un chico bastante perturbado y antisocial que se nota siempre abusado por su padre y sus compañeros de escuela, además de estar bajo constante preocupación por que su madre está muy enferma, asi que sabemos que el terminará siendo el malvado del cuento, lo que no pudimos saber fácilmente fue el rumbo que todo esto tomaría después de que cada personaje tomara su papel en la historia, por otra parte Matt (Alex Russel) es el primo de Andrew que trata siempre de apoyarlo a su manera, dejándonos ver que no es que le interese mucho al principio sino que siente un poco de lastima por él, mientras que Steve (Michael B. Jordan) es el chico popular que se postula para presidente estudiantil.

Una vez que estos 3 jóvenes comienzan a avanzar en el entendimiento de su poder, comienza la batalla interna entre mantener el secreto y no utilizarlo como defensa con otros humanos.

La historia es lenta pero segura, la verdad a partir de la mitad en delante es cuando se pone muy interesante, lo que nos mantiene atentos en la primera parte es esperar el momento en que nuestro chico superdotado decida dejar atrás al niño maltratado y tomar cartas en el asunto.

Efectos especiales de primera y con esto me refiero a que estamos acostumbrados a ver esas explosiones de dimensiones titánicas o poderes de rayos y luz que salen de las manos, ojos o boca de los personajes, pero hacer un efecto especial que te haga sentir que realmente está ocurriendo es un poco más complejo  y gracias a que este film es tipo documental podemos adentrarnos un poco más a los acontecimientos que estamos presenciando ya que le da un cierto toque de realidad.

Un elenco un tanto desconocido aumenta la credibilidad (dentro de lo que puede ser creíble en una película de ficción) definitivamente una buena experiencia si lo que quieres es ir a distraerte al cine.

Con una duración de casi una hora y media este “documental” está preparado para que no te pierdas absolutamente nada de los eventos principales de la historia, y un plus que debemos agregar aquí es que no mantiene oculto a quien carga la cámara ya que constantemente lo vemos gracias a reflejos de espejos o por algún cambio de cámara o debido a que otro de nuestros personajes tome la cámara.

Para finalizar quiero reiterar mi apoyo a este director que se estrena en la pantalla grande arriesgando todo con este film de tipo “material encontrado” que como sabemos, es un 50 – 50 de probabilidad de que funcione.

C