Party girl: El espíritu siempre libre, siempre joven, siempre escapa.

PG117 Angélique et Michel Scorpion-etalo

Dirección: Marie Amachoukeli-Barsacq, Claire Burger, Samuel Theis

Reparto: Angélique Litzenburger, Joseph Bour, Mario Theis, Samuel Theis, Séverine Litzenburger, Cynthia Litzenburger

La vida de cabaret pareciese ser la vida de ensueño para los bohemios, trasnochadores, almas errantes de la noche y todo aquel que viva de ese submundo que existe en cualquier urbe del planeta, pero ¿Qué  sucede con las personas que dejan de ser jóvenes y alcanzan su vejentud todavía en este oficio? Party girl es una película que da mirada a este estrato de vida.

De manera autobiográfica se presenta este filme que retrata la vida de Angélique Litzenburger, una mujer de entrada edad que vive de esta vida galante en la que se baila en un centro nocturno, más su vida está a punto de dar un vuelco cuando un cliente le propone matrimonio.

Samuel Theis, hijo de Angélique dirige esta cinta al lado de dos cineastas más. Aparte trae a cuadro al resto de sus hermanos biológicos para completar la terna actoral y dejarnos en duda de si lo que estamos viendo a cuadro es un falso documental, un documental o una ficción que salta de la realidad, pero esto solo se cuestiona si es que se sabe el contexto de la historia, ya que bien puede pasar por desapercibida la verdad de la realidad y todo quedar en un imaginario del celuloide.

Una fotografía arriesgada y totalmente sincera retrata tomas de cámara en mano con una oscuridad apenas perceptible para el ojo de la lente, más le añade ese toque de situación real a la historia. Una paleta que domina entre colores cálidos y magentas para las tomas nocturnas lo que nos sumerge en una percepción de alerta continua más solo es esta sensación de agobio que la protagonista trae a cuadro.

Angélique imprime un sentido de duda y nostalgia por seguir viviendo en su libertad personal, que cuestiona al espectador acerca del modo de vida que se tiene habituado en lo ordinario. Nuestra protagonista encuentra en sus hijos el consuelo de redención pero al estar con su futuro marido todo se desmorona cual castillo de arena tocado por las olas.

La cinta cierra con un final ácido que se viene cosechando desde mitad de la película, y es aquí cuando entra la pregunta: ¿Hasta qué punto se apremia o se aplaude en celuloide el estilo de vida que debe llevar cada persona a lo largo de su experiencia personal? ¿Es acaso esta una oda del hijo hacia su madre por haber sido una persona que buscó su ‘libertad’?

Esta película se presentó en Cannes en la sección Un certain regard donde ganó la Cámara de Oro para sus tres directores, al igual que el Un Certain Regard Ensemble Prize. También ganó el premio del público en en el Festival de Cine de Paris, el Gran Premio en el Festival de Cine de Cabourg celebrado en Normandía, entre otros.

Clasificación: Party Girl ofrece una mirada a la vida de cabaret y como es que esta manera de vivir aferra a las personas a perseguir una ilusión del sentido de libertad. Siendo este un filme semi-autobiográfico, deja el cuestionamiento abierto al público de si vale la pena juzgar o preguntarse cuál es el papel de la protagonista en la sociedad, su futuro y su posible repercusión ante sus actos para con sus seres queridos y quienes le tienen aprecio desviviéndose por ella.