Me late chocolate: Un bocado muy dulce de disfrutar.

MLCH-HGuion y Dirección de: Joaquín Bissner
Con: Karla Souza, Osvaldo Benavides, Rodrigo Murray, María Aura, Mónica Dionne
Actuaciones especiales de: Evangelina Elizondo y Edgar Vivar

Una película orgullosamente mexicana, con un reparto multiestelar de talentosos actores y actrices jóvenes y otros de gran trayectoria, con una gran producción y excelente factura, música original del Potro Farías, que complementa una creación cuidada y muy digna del nuevo cine de comedia en México.

Una producción de Joaquín Bissner, (Mosquita Muerta, Cansada de besar sapos) quien además dirige, actúa y escribe el guión, demostrando su gran experiencia en el género, alto riesgo el de los productores mexicanos de cine quienes se exponen a vivir la angustia de la primera semana de proyección, hay que ir, vale mucho la alegría, que no la pena, que causa la gran impresión de un trabajo divertido y con contenido, que en estos tiempos ya es una ganancia.

La anécdota de la cinta es muy sencilla: Moni (K. Souza) pierde en un accidente a su celoso y posesivo novio, para poder vivir su luto decide concentrarse en realizar su tesis final en su carrera como repostera, en el proceso poco a poco va intentando rehacer su vida pero no cuenta con que el fantasma de su novio, o su mente perturbada por el suceso, le impide relacionarse con nadie más, provocando las situaciones más absurdas y divertidas en sus diferentes encuentros, tratando de hallar solución a sus problemas recurrirá también a los más raros remedios.

Apoyada por sus amigos y por su chofer, un señor (Edgar Vivar) entrañable en el papel de protector, cómplice y amigo incondicional de Moni, la sabiduría popular encarnada en sus dichos, que van conduciendo la trama de este argumento disfrutable desde el principio hasta su desenlace, en fin, una película ocurrente, divertida y con un gran contenido con respecto a la madurez y las relaciones juveniles.

Altamente recomendable, en serio, dense la vuelta a las salas de exhibición donde se presente, que es una muestra digna del Nuevo Cine Mexicano de comedia y con la garantía y el aval de gente experimentada quienes resultan en definitiva rostros familiares, cordiales, nuestros.

Marcos Castillo