Godzilla: Hollywood y su incansable espíritu de importar a Japón en el cine.

GODZILLA

Dirección: Gareth Edwards

Reparto: Aaron Taylor-Johnson, Ken Watanabe, Bryan Cranston, Elizabeth Olsen, Sally Hawkins, David Strathairn

Tal parece que este 2014 es el año del recalentado, y sin mucho aporte en las historias de la industria, se busca renovar viejos clásicos, en este caso le tocó al monstruo creado en Japón hace 60 años y con este reboot de franquicia se celebran 6 décadas de su aparición.

Entre un océano de parafernalia, que incluye juguetes, una novela, un cómic, un videojuego para smartphones, etc. se acompaña esta cinta que busca reavivar una saga que está ausente en este lado del mundo, pero que en la tierra del sol naciente jamás ha muerto.

Y es que debemos recordar el catastrófico y fallido filme homónimo de 1998, donde la reinvención del monstruo desagradó a la mayoría de los fans, haciendo parecer al dinosaurio más como una especie de iguana/lagartija gigante, entre muchas otras fallas alrededor de la cinta, lo único destacable fue su memorable soundtrack que reunió a distintas bandas y solistas para lanzar éxitos como ‘Heroes’ cover de David Bowie a manos de The wallflowers y ‘Deeper underground’ de Jamiroquai.

Los efectos especiales son el manjar de esta cinta, que también dentro de los logros destacados es saber ocultar a la creatura, para mostrarla más allá de la mitad de la cinta, pero también al descubrir al enorme y grotesco Godzilla, vemos que al amigo prehistórico le hace falta una buena dieta, ya que su ‘obesidad’ es abrumadora.

Pareciera que el reparto es solo una bola de desconocidos, la realidad es que son actores que han estado punzantes en la trayectoria de Hollywood en los últimos años, pero los recordamos por distintos papeles, tal es el caso de Aaron Taylor-Johnson, quien es mejor recordado por su papel protagónico en ‘Kick-ass’ (2010), o el ahora súper reconocido Bryan Cranston que dejó a años luz su papel como Hal, el Papá de Malcom en la homónima serie de inicio de este siglo y también acompaña Elizabeth Olsen, la hermana más joven de las reconocidas gemelas Olsen.

La cinta explora lo que ya conocemos de este ancestral reptil, solo que ahora Hollywood se atreve a incorporar a sus antagonistas más al estilo japonés, más allá de que Godzilla sea un peligro para la humanidad, ahora es una especie de aliado, cuando surgen monstruos equiparables a su tamaño y amenazan la integridad de la especie humana.

Dejando evidentemente abierto el final para más y más Godzillas a futuro, este reboot pasa un tanto de noche, sintiéndose lento a pesar de que sus secuencias de acción sean destacables. Esto no es más que un problema para hacer síntesis con el guión, y darle ritmo a la historia, ya que está comprobado que películas del tipo de ‘Máquinas vs. Montruos’ como bien lo demostró Guillermo del Toro en ‘Titanes del pacífico’ el año pasado, pueden dar acción y una historia a pedir de boca.

Clasificación: Si eres fan del género y del monstruo, adelante, pero si pretendes verla por morbo, puedes esperar un poquito más a verla en tu hogar en la plataforma de renta que prefieras.

Saludos prehistóricos.