Evil Dead: El despertar de una saga.

ED-HCuando escuchamos una historia que comienza con un grupo de jóvenes que va a una cabaña en el bosque con el firme propósito de pasar un divertido fin de semana de locura, es difícil no imaginar que las cosas van a terminar mal, muy mal. La razón de esto es sencilla: las historias de cabañas en el bosque se han explotado tanto en el cine de terror que podrían ser el equivalente en clave de horror de un “jazz standard”, es decir, una pieza de cajón.

Desde la original “Texas Chain Saw Massacre” hasta por supuesto, “Cabin in the Woods” (que de-construye este subgénero hasta sus últimas consecuencias), muchas son las cintas que han tomado esta premisa como base para iniciar sus historias, pero sólo una se ha vuelto un ícono: “The Evil Dead”. Producto de la mente de tres jóvenes con más ganas que experiencia, “The Evil Dead” seguiría el camino de los clásicos del horror independiente y se volvería el referente principal para el cine gore. Tres filmes y un remake después, “The Evil Dead” continua siendo uno de los más grandes clásicos de culto.

Un inicio entre bosques

Todo comenzó en 1978, cuando dos jóvenes oriundos de Michigan realizaban por hobby un pequeño filme independiente llamado “It’s Murder”. Sam Raimi, estudiante de literatura, y Bruce Campbell, taxista con sueños de ser actor, habían realizado esta película como una forma de buscar seriamente entrar en la industria. Un amigo, Robert Tapert, les sugirió hacer un filme que fuera más redituable económicamente, por lo que el ahora trío decidió hacer una cinta de horror.

En esta ocasión, Raimi deseaba tener más recursos, por lo que el grupo decidió que antes de hacer la película, realizarían un cortometraje como “prototipo”, con el fin de convencer inversionistas y distribuidores para su futuro filme. Así, con $1600 doláres de presupuesto, una cámara de 16 milímetros y tres días de fin de semana, Raimi, Campbell y Tapert realizaron “Within the Woods”, cinta en la que un grupo de amigos libera demonios de entre los bosques.

withinthewoods
Within the Woods

Ya con “Within the Woods” bajo el brazo, el grupo comenzó a buscar patrocinadores, lo cual fue una tarea difícil, ya que el dinero requerido para filmar el largometraje (en ese entonces llamado “Book of the Dead”) era mayor a lo que ocuparon para el corto. Sin embargo, gracias a apoyo de amigos y familiares (en una suerte de crowdsourcing primitivo), el trío pudo comenzar a trabajar con Tapert como productor, Raimi dirigiendo y Campbell como la estrella.

Así, comenzó a tomar forma la historia de 5 amigos que van a una cabaña en el bosque para pasarla bien, pero lo que encuentran es un extraño libro, el Necronomicon Ex Mortis, que desata a las fuerzas del mal que se encuentran enterradas en el bosque. Uno a uno los muchachos van siendo asesinados y eventualmente poseídos por el mal, transformándolos en “deadites” ó zombies demoníacos. Ashley (Campbell) tendrá que sobrevivir la noche en la cabaña enfrentándose a sus amigos poseídos.

Tras una problemática filmación y una post-producción laboriosa (donde, dato de trivia, participaron un par de jóvenes llamados Ethan y Joel Coen), finalmente la película cobraba vida. Renombrada como “The Evil Dead”, la cinta se estrenaría el 15 de Octubre de 1981 en todos los lugares donde Raimi podía meterla. La cinta poco a poco iría cobrando fama al punto de que “The Evil Dead” pudo llegar al Festival de Cannes (donde se exhibió fuera de competencia). Cuando Stepehen King comenzó a alabar el filme, ya no había marcha atrás, surgía un nuevo clásico.

Varios son los elementos que hacían de “The Evil Dead” una película única: de entrada, su ágil y dinámico uso de la cámara, que con gran inventiva recorría todo el bosque semejando una presencia sobrenatural que rodeaba a los personajes. Además, su uso del gore, que llevaba a nuevos extremos el empleo de la sangre y las vísceras en una película de horror. Y finalmente, su humor negrísimo, que completaban una película que, si bien tenía muchas limitaciones técnicas, mostraba el gran corazón que habían puesto sus realizadores. Es una película que muestra que cuando se quiere, se puede.

Regreso a la cabaña.

Crimewave
Crimewave

Aunque enfrentó censura en muchos países por su contenido violento, “The Evil Dead” se volvió un éxito de culto y conquistaría las mentes de los aficionados del horror a donde quiera que fuera, volviendo a Raimi en un nombre conocido. Raimi lograría entrar a la industria, y realizaría en 1985 la cinta “Crimewave”, sin embargo, esta película no tendría el éxito que tuvo “The Evil Dead”, por lo que, al ver que sus carreras peligraban, Tapert y Raimi consideraron el volver a la vieja cabaña que los había puesto en el mapa.

Nuevamente con Bruce Campbell en el papel de Ash, “Evil Dead II” es un caso extraño en que la cinta es a la vez un remake y una secuela: En los primeros minutos Raimi vuelve a contar de manera resumida la historia de “The Evil Dead” (aunque en este caso es sólo Ash y su novia quienes van a la cabaña) para después dar paso a la secuela propiamente dicha: la batalla final entre Ash y las fuerzas del mal, ayudado por la hija del arqueólogo que descubrió el Necronomicon.

A diferencia de la original, “Evil Dead II” presenta un cambio de tono en la trama. Al ser Raimi un gran fan de la comedia, la película incrementa el humor negro y disminuye el aspecto de horror puro de la primera cinta. En “Evil Dead II”, Ash ya no es un personaje aterrorizado, sino uno que enfrenta sus miedos con valor y combate a los deadites fuego contra fuego. O mejor dicho, dientes contra motosierra, pues es en esta cinta donde Raimi transforma a Ash en el icónico héroe de horror con una motosierra en vez de mano.

Considerada por la crítica como una de las mejores películas de horror, “Evil Dead II” mostraba el talento de Raimi en su mejor momento, sacando gran provecho de sus recursos (mayores en esta ocasión que en la primer película) e innovando continuamente, demostrando que con una gran imaginación, todo es posible. Si el desparpajo de “The Evil Dead” era evidente, en esta secuela Raimi echa la casa por la ventana y vuelve su película en una obra surrealista que es como una cruza de “Night of the Living Dead” con “Los Tres Chiflados”.

Ash Williams: Rey de Reyes

army_of_darkness-ash-chainsawEl éxito de “Evil Dead II” dejo abierta la posibilidad de hacer una tercera cinta, que Raimi deseaba ubicar en tiempos medievales. Sin embargo, por una cosa u otra, esto no fue posible inmediatamente. Raimi comenzó a trabajar en la cinta de superhéroes “Darkman” y al terminar ese compromiso, de nuevo comenzaron los planes para “The Medieval Dead”, que comenzaría donde “Evil Dead II” terminó, con Ash atrapado en la edad media.

Para esta secuela, Raimi cerraba el círculo al convertir al cínico Ash en un héroe épico, tomando como inspiración para su película las clásicas cintas de aventuras con efectos de Ray Harryhausen (como “Jason y los Argonautas”). Rebautizada como “Army of Darkness”, la película narraba la aventura de Ash en la edad media, enfrentándose a la Armada de la Oscuridad en una batalla final por el Necronomicon Ex Mortis, que guardaba la clave para regresar a su tiempo.

En la cinta, Raimi no sólo cerraba el ciclo heroico de Ash, también completaba la transformación de la cinta de horror clásico a comedia negra, pues “Army of Darkness” es la cinta más abiertamente cómica de las tres. Aunque esto pueda parecer incoherente, la verdad es que el cambio tonal va muy de acuerdo con el desarrollo de Ash como personaje, pues ya no es el joven cobarde de la primera cinta, sino un pendenciero rebelde harto de vivir aventuras y deseoso de ser por primera vez, el dueño de su destino. El rey.

La cinta fue más problemática que la anterior, en el sentido de que al ser una película de época que involucraba complicados efectos especiales (la armada de esqueletos, tributo a Harryhausen), requería una inversión mucho mayor. A pesar de todo, Raimi tuvo total libertad para hacer la película que deseaba, aunque al terminarla, se enfrentó con que los distribuidores, Universal Pictures, querían menos violencia y un final más positivo (en el final original, Ash quedaba atrapado en el futuro apocalíptico). Raimi tuvo que ceder en ambas cuestiones.

Dado que “Army of Darkness” es más una comedia con elementos de horror, que una película de horror con toque cómico, la película tuvo una recepción un poco más fría que las anteriores partes de la saga. Y si bien la película puede pecar un poco de ser más simple, no pierde esa energía y vivacidad que caracteriza al cine de Sam Raimi, independientemente de si hace horror o no. Tras “Army of Darkness”, Sam Raimi se movió hacia proyectos de mayor envergadura y por un momento, “The Evil Dead” se fue a descansar.

Evil Dead: Posesión Infernal

Naturalmente, desde que se estrenó “Army of Darkness” se esperaba que Raimi diera una continuación a las aventuras de Ash (particularmente al tomarse en cuenta el final nuevo, donde Ash sí regresa a su tiempo). Dado que el interés de Raimi y asociados se movió a otros temas, “The Evil Dead” continuó su vida en diferentes formatos, principalmente en el comic y en los videojuegos, donde Ash Williams continuó su batalla contra los deadites en aventuras que lo llevaban a toparse con personajes como Herbert West (de “Re-Animator”) o los zombies de Marvel.

Sin embargo, en el año 2011 el actor Bruce Campbell reveló que en efecto, se estaba trabajando en un remake del clásico original, con Raimi y el mismo Campbell como productores. Después se reveló que el director de la película sería un joven cineasta uruguayo llamado Fede Álvarez, famoso por su cortometraje “Ataque de Pánico”, que se había vuelto un clásico de YouTube. En cierto sentido, esto era como Raimi devolviendo un poco del apoyo que recibió cuando él también era un joven con un cortometraje popular.

Finalmente, el remake de “Evil Dead” era un hecho consumado, y nuevamente las fuerzas del bosque despertaban para aterrorizar a un grupo de jóvenes lo suficientemente ingenuos como para leer el Necronomicon Ex Mortis. La cinta de Álvarez retomaba la historia original de “The Evil Dead”, aunque con nuevos personajes (es decir, sin Ash) y ubicada en los tiempos contemporáneos. Y de nuevo la cinta tendría el tono de horror y gore que hicieron famosa a la película de Raimi. Así, Fede Álvarez devolvía a “Evil Dead” la sangre y las vísceras que le valieron el mote de “Video Nasty” en el Reino Unido.

Pero, hay algo más en la cinta de Álvarez que un mero intento de repetir la clásica historia de “The Evil Dead”: el director reveló que la cinta no es tan sólo un remake, sino una secuela alterna, que simplemente detalla lo que le ocurrió al libro años después de la aventura de Ash. Raimi confirmó esto al anunciar que podría haber un “Evil Dead 4” que retomara a Ash y eventualmente lo uniera a la saga que ahora inicia la cinta de Álvarez. Ante tales anuncios, lo único que pueden decir los fans de “Evil Dead” es: “Groovy!”.

J. Luis Rivera