El Niño y el Fugitivo

M-H
Titulo Original: Mud

Dirección: Jeff Nichols

Reparto: Matthew McConaughey, Tye Sheridan, Jacob Lofland, Reese Witherspoon

 

Ellis y Neckbone son dos niños que en su búsqueda de aventuras conocen a Mud, un hombre que está escondido en una isla en Mississippi. Con un montón de historias que contar y en la espera de encontrarse de nuevo con el amor de su vida, Mud le pide ayuda a Ellis y Neckbone, empezando así una amistad entre ellos  y descubriendo que tienen más cosas en común de las que se imaginaban.

Matthew McConaughey en su papel de Mud, carga con todo el peso de la película, y la verdad es que lo vemos mucho más maduro y nos muestra una actuación llena de matices y de una profundidad que era bastante necesaria para el personaje, así que no solo resulta bastante refrescante verlo en un papel en el que no estamos acostumbrados a verlo, sino que nos recuerda que es buen actor y que nos puede llegar a sorprender si le damos la oportunidad.

La gran sorpresa de la película sin duda son Ellis (Tye Sheridan) y Neckbone (Jacob Lofland). Con una cara fresca y pero con mucha presencia en pantalla, sin duda Sheridan es un actor al que hay que seguirle la pista. Lo hemos visto compartir crédito con Brad Pitt en “El árbol de la vida”, pero sin duda lo veremos mucho más seguido. La joya de la película es Lofland, sin duda alguna un respiro durante toda la película. Lofland es un niño hogareño que acudió al casting que convoco Nichols, así que ésta es su primera película. Sin duda, si no nos dicen, ni nos enteremos. Con mucha frescura y con tanta personalidad que hasta roba algunas escenas, Lofland es una excelente elección para el papel y con mucho futuro como actor.

Nichols es tanto el director como el escritor en esta película, así que tiene una visión competa de la película. Aunque puede dar la impresión que la película tarda en arrancar, después nos damos cuenta que no es eso, sino que es parte de la película. Tiene esa cualidad al parecer sureña, de llevarse las cosas con calma, pero que tienen una profundidad y un mensaje que es claro al finalizar la película. Sin duda alguna, la ambientación es parte fundamental en la historia. El Sur es un actor más y los lugares y la esencia sureña  sale a flote en cada escena.

El niño y el fugitivo es una opción más para ver este verano. No es un súper éxito de la temporada, ni nos va a tener con el alma en un hilo. Es una película sobre crecer y aprender algo en el intento. Sin duda dan ganas de verla tomando un refrescante té helado. Good movies and good luck, Y´all.