Ciudades de Papel

PT-H

Titulo Original: Paper Towns

Dirección: Jake Schreier

Reparto: Cara Delevinge, Nat Wolff

En mayo del 2014 se estrenó la primera película basada en los libros de John Green: Bajo la misma estrella y este fin de semana llegará a los cines de México Ciudades de Papel, la cual nos recuerda mucho la fórmula de todos los libros que ha escrito.

Para 2016 tienen programada la próxima película basada en uno de los libros de Green. Cualquier parecido a Nicholas Sparks es mera coincidencia.

En este caso, la película nos cuenta la historia de Quentin (Nat Wolff) quien vive enamorado de Margo (Cara Delevinge), una chica misteriosa, pero rebelde con aires de grandeza y que ella jura que tiene mil lecciones de vida para repartir cuando mal está terminando la High School.

Después de que un buen día Margo decide escaparse de su casa, Quentin y sus dos mejores amigos (Ben y Radar) tratan de encontrarla por mar y tierra siguiendo las pistas que ella tan astutamente fue dejando para que todos supieran que ella estaba bien. Después se suman dos chavas a la aventura y es ahí cuando nuestros personajes realmente empiezan las lecciones de vida.

No creo que sea coincidencia que justo el momento en que Delevinge deja de salir en pantalla es cuando la película se empieza a poner buena. Desde las primeras escenas de la chavita como que empieza a caer pesadita y no sé si sea el papel o la “actuación” pero nomás no cae en gracia la creatura.

Caso contrario al de su coprotagonista Nat Wolff, quien al principio está medio equis y como que su carita de nada no le ayuda, pero conforme va pasando la película nos vamos encariñando con él y con sus adorados amigos que son toda una joya y un deleite de ver todo el tiempo.

Quiero aclarar que el género es para chavitos. Yo creo que ya si tienes más de 25 ya te puede dar flojera porque cae en las típicas situaciones clichés de todas las películas de la adolescencia que hemos visto una y otra vez. El final es inesperado para este tipo de películas y te deja un buen sabor de boca al final de cuentas.

No estoy segura de cuál será el destino de John Green y sus películas, pero por el momento Bajo la misma estrella y Ciudades de Papel tienen sus momentos y son películas muy rescatables para el grupo al que va dirigido y si ya no eres tan chavito, pues de todas formas te diviertes y pasas un buen rato en compañía de tus amigos.