Aprendices fuera de línea: Comedia a un click de distancia.

TI-H

“The Internship” (Título original) 2013

Director: Shawn Levy

Escritores: Vince Vaughn (historia y guión cinematográfico), Jared Stern (guión cinematográfico)

Con: Vince Vaughn, Owen Wilson, Rose Byrne, Max Minghella, Josh Brener, entre otros.

La premisa de la anécdota es simple: Dos vendedores, cuyas carreras han sido arruinadas por la era digital, encuentran su camino en un internado muy codiciado en Google, donde deben competir con un grupo de jóvenes genios, conocedores de la tecnología para lograr una oportunidad de empleo. Hay en esta cinta muchas referencias a las redes sociales y el mundo de los geeks y los nerds que fácilmente serán identificadas por los jóvenes y uno que otro maduro cibernético.

La esencia de la historia no es ni siquiera la brecha generacional implícita por la edad de los protagonistas, es más bien una crítica a la tremenda competencia, descarnada, en el ambiente laboral y un himno a la “googleneza”, una especie de concepto determinado por la humanización de esta sociedad y el sentido de servicio, el don de gente y el compañerismo a ultranza. Un par de dinosaurios, como son apodados por sus compañeros, muestran a estos jóvenes cínicos y desinteresados, viviendo en el egoísmo y aislados por sus propios medios, a participar del otro y conocer sus límites permitiéndose ser, sin restricciones de ningún tipo y al mismo tiempo les muestran la gran responsabilidad que conlleva el participar en equipo.

Billy (Vince Vaughn, quien además escribe la historia y el guión) y Nick (Owen Wilson) Tratando de demostrar que no son obsoletos, desafían las probabilidades de hallar su camino en una prueba-internado en el codiciado consorcio de Google, desatando una serie de gags muy divertidos con una de las parejas cómicas más efectivas de estos tiempos quienes nos demuestran de nuevo su valor frente a este grupo de jóvenes no menos talentosos, un batallón de estudiantes universitarios brillantes (Josh Brener, Max Minghella, entre otros). Tan solo para demostrar que la necesidad realmente es la madre de la reinvención.

El director Shawn Levy, quien tiene en su haber películas como Gigantes de Acero, Una noche en el Museo 1 y 2, con gran maestría deja fluir a los experimentados Vaughn y Wilson, echando mano de su gran carisma y su comprobada rítmica en sus gags y nos presenta un grupo de nuevos talentos en situaciones que son las que realmente protagonizan la comedia, los arropa en bits de humor corporal y con apoyo en muchos chistes situacionales, presentando así su labor de dirección bastante efectiva.

En definitiva un trabajo muy divertido que trae la misma historia desde una diferente perspectiva. Muy recomendable con un buen combo y buenos cuates.