Anna Karenina: Un amorío del que no necesariamente te enamoras.

AK-H

Direccion: Joe Wright

Reparto: Keira Knightley, Jude Law, Aaron Taylor-Johnson

 

Para que una película tenga 5 “refritos”, debe de ser muy buena historia. Y Anna Karenina escrita por Leo Tolstoy en 1877 lo es.

Anna Karenina es la tragedia de la aristócrata y socialité rusa Anna Karenina y su amorío con el Conde Vronsky, quien está dispuesto a casarse con Anna, pero ella tiene que lidiar primero con su esposo Karenin, la presión de la sociedad y las normas.

El problema es que no necesariamente de una buena historia, sale una buena película. No me malinterpreten, tampoco es como que la película sea mala, es solo que como que se queda un poco corta con algo, y no se sabe exactamente con qué.

Esta es la tercera vez que Knightley hace mancuerna con el director, ya que en ‘Orgullo y Prejuicio’, y en ‘Expiación, Deseo y Pecado’, ya habían trabajado juntos. Y al parecer Knightley es la “princesa” de las historias inglesas de época (aunque esta vez es rusa pero nadie lo pensaría, jamás cambio el acento), ya que una y otra vez ha repetido el mismo papel, pero con salsa verde o salsa roja.

Y digo, la verdad es que si ha ido mejorando su actuación, en este papel la vemos más madura y cumple bien, pero no da el kilo como Anna, y digo, ni cómo hacerlo, duele verla bailar y al pobre chico parece que primero le da un “quijadazo” antes que un beso, pero bueno, esa es otra historia.

Otro que también da muy buena actuación es Law, su papel de político ruso está muy bien logrado, y podemos ver a un Karenin complejo y completo como personaje. La actuación de Law se ve que ha ido madurando, al igual que él se ve más maduro (pensemos que es caracterización).

La manzana de la discordia en este caso es Taylor-Johnson, quien ha aparecido en películas como El Ilusionista, Savages y Kick Ass. Pero este se puede decir que es de los papeles más destacados que ha tenido. Un galán que está bien, pero digo, tampoco como para andar rompiendo matrimonios, creo yo. Una actuación creíble, pero tampoco que quedara en la memoria por mucho tiempo.

Lo que si es muy destacable es la excelente cinematografía, su score, el diseño de producción y de vestuarios. Resultó nominada en estas categorías para los premios Oscar más solo resultó ganadora por la estatuilla en mejor diseño de vestuario.

La película está bien. Es de época, eso es importante si quieren verla, porque pues por lo que vi la mayoría de las mujeres estábamos entretenidas, y los hombres ya se querían ir. Así que si quieren con el cuchurrumin, pues ahí nadamas luego se avientan una de Stallone sin quejarse y asunto arreglado.

Nancy G.