¡Zombies!…¿Reales?

El estereotipo de los personajes de un filme de horror, es característico y determinante, identificamos a leguas a un hombre lobo de un vampiro, o momias de ultratumba de monstruos que emergen de una laguna pantanosa, más los que nos dejan en incertidumbre, porque dependiendo del filme pueden adaptarse a las circunstancias, y siempre siguen evolucionando en la historia del celuloide, son los zombies.

Pero… ¿De donde proviene este término? ¿En que se han inspirado para recrear sus características de humanos muertos vivientes? ¿Porqué comen cerebros? Y lo más enigmático de todo… ¿Son reales?

La raíz de la palabra tiene sus orígenes en las lenguas habladas en África, aunque es más común la adopción de la palabra en tierras haitianas donde se practica el culto al vudú, la cual es considerada una religión, son los houngan o hechizeros vudús de estas regiones, que tienen distintas maneras de denominar a estos seres sobrenaturales, pero que principalmente lo que simboliza la expresión está relacionado con la esclavitud y opresión en Haití.

Volviendo a África, dependiendo de su región, es como se cuenta la leyenda de los muertos vivientes, al oeste del continente se cree que a través de un bokor (hechizero) que practique vudú, pueden revivirse a los muertos y permanecen bajo el control de este brujo, y si se les da a comer alimentos con sal, volverán a ser cadáveres.

 

Sangoma

En algunas comunidades al sur de África, se cree que una persona muerta se puede convertir en zombie con el encuentro de un niño, y que este conjuro puede ser roto por una poderosa Sangoma (Curadora tradicional de la región). También se cree que hay brujas que matan y poseen el cuerpo para forzarlo a trabajar, estas historias surgieron cuando llegó el ferrocarril a tierras africanas, y se creía que eran controlados por brujas, ya que las personas que entraban a los vagones y eran transportados sin oponer resistencia.

Se han estudiado de distintas maneras estos mitos, pero nada ha sido comprobado con respecto a las leyendas.

En 1937 la antropóloga Zora Neale Hurston en su viaje a Haití estudió el caso de una mujer que murió en 1907, pero varios de los lugareños decían que vivía todavía en estado zombie, en su búsqueda Hurston no encontró tal evidencia.

Llegando la era moderna, el canadiense entobotánico Wade Davis, estudió en Haití a fondo el tema de los zombies, y su investigación lanzó dos libros bastante polémicos: The Serpent and the Rainbow (1985) y Passage of Darkness: The Ethnobiology of the Haitian Zombie (1988) En esta investigación, afirma que la manera real de convertir un cuerpo en zombie a través del uso de sustancias en polvo.

La primer sustancia era llamada, coup de poudre (tomada del francés, y traduciéndola literalmente como «golpe de polvo») el componente activo de esta sustancia era la tetrodotoxina (TTX), una toxina que se encuentra en el pez globo. La TTX, administrada en una dosis semiletal (LD50 de 1 mg), es capaz de crear un estado de muerte aparente durante varios días, por lo que se pasaba a enterrar el supuesto cadáver y pasando el tiempo se aplicaba el segundo polvo por el hechicero y ‘revivir’ al muerto en cuestión.

Los estudios de Davis, atrajeron el morbo de la gente por la amplia difusión de su libro ‘The Serpent and the Rainbow’ pero otros investigadores en el tema han refutado las teorías del canadiense, mencionado que los ingredientes antes mencionados, eran  confusos o de efecto nulo; y así sus estudios fueron perdiendo credibilidad.

Comprobando que en si, el hablar de zombies es más una mitificación que una realidad, descartamos por ende de donde proviene el gusto de devorar sesos de estos seres… aunque si les carcome la curiosidad, acá podrán leer los atributos que George A. Romero le ha metido a sus filmes y como es que se ha hecho una leyenda el devorar cerebros.

En conclusión, la leyenda no es probada a manera científica, sin embargo el pensamiento mágico, de las culturas africanas como de Haití, han involucrado mucho el sesgo emocional y el sometimiento de su estirpe, el crecer bajo un yugo de falta de libertad, les ha hecho formular su teoría, de como es que se vive sin tener una voluntad, de como se es una máquina que carece de pensamiento, es así como se podría definir, que los pueblos de más alta marginación y arraigo, crearon su manera de expresar su dolor, creyendo que pueden llegar a ser ‘zombies’ bajo la dominación de sus deseos.

Para los curiosos y quienes quieran saber más de la procedencia de la palabra Zombie, aquí les dejamos un pequeño copilado de distintas lenguas y como se han realizado sus traducciones e interpretaciones.

 

Término Significado Lengua País
fúmbi Espíritu. Yoruba (?) Cuba
mvumbi Individuo cataléptico o la parte invisible de un hombre. Área del Congo
ndzumbi Cadáver. Mitsogho Gabon
nsumbi Demonio. Área del Congo
nvumbi Un cuerpo sin alma. Angola
nzambi El espíritu de una persona muerta. Kongo Área del Congo
zan bibi o zan bii La traducción al español sería “El coco” y se usa para asustar a los niños. Ewe, Mina Ghana, Togo, Benin
zumbi Retornado (el que ha regresado de la muerte). Kikongo, Bonda Área del Congo, Angola

 

 

Saludos revividores.

H.