Sueños de Libertad: “The American dream is waiting for you now”

TI-H

Titulo Original: The Immigrant

Dirección: James Gray

Reparto: Marion Cotillard, Joaquin Phoenix, Jeremy Renner

 

Siempre digo que hay muchas razones para ver una película: puede ser la historia, el director, Ewan McGregor, las actuaciones, etc o en este caso, una película tan pulcra, que no importa realmente de que se trató, es un deleite para el espectador.

Corre el año de 1921 y los inmigrantes huyendo de la postguerra -muchos de ellos provenientes de Polonia- están llegando al por mayor a la Isla de Ellis, Nueva York en busca de mejores oportunidades de vida. Entre ellas esta Ewa (Marion Cotillard) y su hermana Magda, quien al momento de llegar es puesta en cuarentena por una enfermedad pulmonar. Es ahí cuando Ewa conoce a Bruno (Joaquin Phoenix) quien, sabiendo que Ewa necesita dinero para cuidar a su hermana, le ofrece trabajo al mismo tiempo que se va enamorando de ella.

La verdad, la historia es bastante sencilla, sin mucho factor sorpresa y se puede resolver en 30 min y no en las 2 horas que dura la película, sin embargo, te diría que eso queda a segundo plano al ver la excelente cinematografía, un diseño de producción digna de Oscar y unas actuaciones por parte de todo el elenco de esas que se disfrutan y no se ve tan seguido.

Marion Cotillard hace una actuación consistente de principio a fin y una se puede poner en sus zapatos e identificarse desde el primer instante. Si bien es cierto que la primera impresión es que tiene cara de tragedia desde el momento uno hasta el final, Cotillard tiene un personaje tan completo que te dueles, te encariñas y compadeces de la situación por la que Ewa está pasando. Si conoces algo del trabajo de Marion en el cine, sabes que no bromeo, te reto a que encuentres una película “chafa” de ella.

Como el padrote redimido, enamorado y bipolar tenemos a Joaquin Phoenix. La verdad los del casting se sacaron un 100, quien más podría interpretar a un ser medio loco bipolar sino alguien que a más de uno nos sacó de onda con sus rollos medios extraños de dejar la actuación para ser cantante de rap y luego salir con que siempre no. Phoenix ya nos ha demostrado que aparte de raro es muy buen actor, y este en específico le queda bastante bien.

Como el joven enamorado que roba el corazón de Ewa tenemos a Jeremy Renner, a quien ya nos hemos acostumbrado a verlo de acción y aventuras, pero es bastante refrescante verlo en un papel que no sea de superhéroe. Siempre se me ha complicado creer esa historia de “la primera vez que te veo y ya te amo con locura, pasión y desespero” sin embargo, aún y con la poca evolución de esa historia puede dar un papel bastante lindo, aunque yo como que no le creí del todo, o tal vez era el bigotito lo que me hace dudar. Pensándolo bien sí era el bigote.

Sin duda alguna una película que vale la pena ver si te gusta disfrutar de una película de arte. Se pasa lenta y la historia no tiene mucha emoción, sin embargo es sumamente bella a la vista y unas actuaciones que valen mucho la pena disfrutar. Seguro con una buena compañía y una crepita y un latte se disfrutará mucho mejor.