Selma

SELMA

Como cada temporada, Hollywood realiza una película biográfica para reforzar la versión idealizada de aquellos personajes que sintonizan en su historia con el discurso norteamericano de la libertad. En esta ocasión, le toca a Martin Luther King Jr. el turno de actualizarse con una historia que narra un capítulo muy particular de su vida: La marcha por la defensa del voto para la gente de color en la ciudad de Selma, Alabama, en 1965.

Técnicamente hablando

Un reto común en fotografía es encontrar la exposición adecuada cuando retratas a personas con distinto tono de piel, ya que el material que se usa para capturar imágenes en película (y más recientemente el video digital) tiene una limitada latitud para registrar valores de luz y oscuridad.

En Selma esta dificultad se pone en evidencia durante algunas secuencias, en las que la iluminación a claro oscuro combinada con personajes de piel oscura que visten camisas de blanquísimo cuello da como resultado siluetas imprecisas que se pierden en la negrura. La calidad de la proyección en la sala de cine donde se vea también puede empeorar este efecto.

De qué trata la historia

Ser una persona de color en el estado de Alabama a mediados de los años sesenta significaba tener que renunciar a muchos de tus derechos. Aunque constitucionalmente tenían la capacidad de votar, en la práctica la burocracia le negaba el derecho de entrar en el registro de votantes a todo aquel que tuviera la piel oscura.

Luego de escalar sus quejas por la cadena de mando hasta llegar al Presidente de los Estados Unidos, Martin Luther King Jr. organiza una serie de marchas en la ciudad de Selma para protestar por los derechos civiles. El evento termina siendo uno de los capítulos más violentos en la historia de la lucha por la igualdad de razas en ese país.

SELMA

Diagnóstico final

Con un ritmo lento, intercalado por las secuencias de las revueltas, la historia se cuenta de manera muy solemne. Minimizando las debilidades de sus héroes y satanizando a los enemigos de la libertad, Selma termina siendo un producto decente en cuanto a entretenimiento de reflexión, para quienes disfruten de este tipo de películas biográficas.

Selma:

  • Directora: Ava DuVernay
  • Actores: David Oyelowo, Carmen Ejogo, Tim Roth
  • Lo mejor: Algunas de las frases del Dr. Luther King Jr. cobran una vigencia inusual cuando las ponemos en el contexto de la realidad actual y las luchas que llevan los activistas contemporáneos en nuestro propio país.
  • Lo peor: El soundtrack distrae, es demasiado inconsistente. Buenas rolas, por cierto.
  • Recomendaciones adicionales: Si te animas a verla, una leída al contexto histórico de los Estados Unidos de ese año te puede ayudar a entender muchas de las referencias y personajes que aparecen, pero no se explican en la pantalla.