Revolver: Disparo a los sentidos

Dirección: Guy Ritchie

Reparto: Jason Statham, Ray Liotta, Vincent Pastore, André Benjamin, Terence Maynard, Mark Strong, Francesca Annis

Después de estar siete años en prisión, Jake Green (Statham) sale a las calles y planea su revancha en el mundo de los casinos contra el capo que lo puso tras las rejas, pero su hambre por cobrar venganza le pone en una situación de riesgo que está a punto de costarle su cordura.

Revolver es un filme que se esconde entre la trayectoria tanto del director como su estelar, es una película en la que ambos volvieron a su carrera de independientes como cuando empezaron con Lock, Stock and Two Smoking Barrels allá en el 98, pero ahora con un buen padrino bajo la tutela de la producción, y con una historia que dista de ser habitual entre el repertorio de Ritchie.

Guy Ritchie es un director tan representativo, que al ver sus filmes y aunque no haya visto los créditos, a los dos minutos de haber comenzado, habrá algo en la película que delatará que es hecha con todo el sello que le imprime este director, lo curioso fue que en este filme, se siente todo el tiempo su presencia, pero tomó un giro sorprendente en su manera de decir interpretativa y audiovisualmente las cosas, habló de lo complejo que puede ser la mente humana y como es que esto se trasvasa a un mundo donde los gangsters son los que dominan el panorama.

El humor negro que caracteriza a este director, fue dejado de lado por completo, lo cual no molesta en absoluto, ya que le impregnó una sutileza y suavidad de elegancia a todas las secuencias de peso dramático, quisiera darle atributo a este apartado al productor, Luc Besson (Director de ‘El perfecto asesino’, ‘Nikita’, ‘El quinto elemento’, etc.)  Que creo que esta ha sido una magnánima y fructífera colaboración ya que ambos son geniales maestros de este tipo de cine de acción, lleno siempre de armas, intrigas y e historias maquiavélicamente armadas con extra adrenalina para combatir la aburrición.

Tengo que decir, que Jason Statham, siempre se me ha hecho un ‘cara dura’ por excelencia, pero el problema es que es tan cara dura, que parece que es lo único que parece hacer todo el tiempo en los filmes, pues en esta película, da un pequeño giro y al fin despuntan ciertos dotes actorales de su parte. El filme cuenta con un cast preciso y bien elegido, Ray Liotta supremo con su ya rol de mafioso hasta el cansancio, pero que al fin y al cabo, sabe hacerlo bien.

El guión es en verdad deleitable, una historia como pocas, y a pesar de ser un filme de gangsters y mafiosos, rompe al tener un contexto nutritivo al encarar a su personaje principal en una realidad que no está dispuesto a aceptar, los juegos mentales y los acertijos que se nos presentan en el filme, nos hacen titubear junto con Statham, sin premeditarnos a donde nos llevará el final.

Soundtrack impecable, como debe de ser un filme de acción, tanto se degustan las piezas de música moderna, como el Requiem de Mozart que acompaña en momentos de tensión. Fotografía como Guy Ritchie le gusta arriesgar, descarada, perspicaz y explosiva en recurrente iluminación de colores chillantes. En estos ambos aspectos técnicos, se nota la clara participación de los dos realizadores (Besson y Ritchie) amalgamando y dando una mancuerna sumamente aplaudible para quienes reconocemos su trabajo.

Sin duda este es un filme que es apto para todo amante de los filmes de acción, es lamentable que solo quienes han seguido la carrera de Ritchie o Statham al pié de la letra conozcan este tipo de filmes, ya que no logró un estreno en las pantallas cinematográficas como se merecía.

Clasificación: Para una tarde recargada de emociones al borde del asiento de la sala en casa, con una buena cubeta de palomitas y más películas del género.

Saludos pistoleros.

H.