Pueblo chico, pistola grande: Western ‘a la McFarlane’

PCIG-H

Director: Seth MacFarlane

Escritores: Seth MacFarlane, Alec Sulkin, Wellesley Wild.

Con: Seth MacFarlane, Charlize Theron, Liam Neeson, Amanda Seyfried y Neil Patrick Harris, entre otros.

Probablemente muchos no comprenderán la mitad de los chistes de doble sentido, racistas, sexistas y plenamente ácidos muy al estilo del protagonista, director, escritor y productor del filme. Seth MacFarlane puede hacer todo y obtener un resultado bastante bueno, aunque a muchos les pasarán de noche algunos de sus chistes, sobre los cuales necesita uno tener en cuenta la situación política de los E.U. y sus elementos sociales.

Muchas chispas de humor inteligente, detalles excelentes con referencia a la época descrita en la cinta con relación a los hechos cotidianos de nuestros tiempos. Al mejor estilo del astracán hay chistes de pastelazo muy logrados y ese locus tan característico del humor estilo Stand up muy trabajado en los famosos duelos, parodiados, de la época de la Ley del Revólver.

La anécdota es muy simple, un agricultor cobarde que comienza, intenta rehuir todo conato de duelo hasta que comienza a enamorarse de la nueva y misteriosa mujer de la ciudad que llegó al pueblo, y tiene que poner a su recién encontrado coraje a prueba cuando su marido, un pistolero famoso, anuncia su llegada, hasta aquí todo parece trivial, pero la manera en que lo desarrolla resulta bastante hilarante e interesante.

Con respecto del reparto encontramos a una Charlize Theron muy cómoda en lo que respecta a la farsa, aprovecha sus atributos físicos para hacer comedia con ellos y saliendo muy bien librada en la contienda, el mismo caso encontramos en Liam Neeson, realizando una autoparodia de los filmes de acción tan característicos suyos y el antihéroe del Oeste. Amanda Seyfried y Neil Patrick Harris, excelentes como pareja cómica.

Una buena opción para disfrutar con el grupo de amigos y al final conversar sobre quien pescó que chiste diferente, la traducción al español a veces pierde muchos de los más brillantes pero algunos son recuperables, decididamente para verla dos veces, o tres, ya depende de la habilidad del espectador.