Maléfica: Ahora resulta que la mala es la buena del cuento.

MALEFICENT

Dirección: Robert Stromberg

Reparto: Angelina Jolie, Elle Fanning Sharlto Copley, Lesley Manville, Imelda Staunton, Juno Temple, Sam Riley

Dicen que ‘El que calla otorga’, así que preferí esperar unas semanas como para lanzar mi pensamiento en lo que a esta cinta refiere, a continuación una opinión somera.

Disney nunca se ha destacado por ser fidedigno a las historias o cuentos míticos que fueron inmortalizados por célebres autores al estilo de los hermanos Grimm, Charles Perrault, Hans Christian Andersen, etc. y con la falta de creatividad que asalta en estos días en Hollywood, el reconocido estudio casa de Mickey Mouse prepara una serie de refritos aderezados con el toque de ‘realismo’ dando vida a viejos personajes ahora en cine live action.

Tal es el caso de la primera entrega que llega en este 2014, ‘Maléfica’ que está batiendo records en taquilla, y que a dos semanas de su estreno lleva un recaudo de más de $350 millones de dólares.

El tráiler pregona que “Esta es la historia jamás contada”, (como si estuviéramos develando el hilo negro del cuento escrito hace más de 3 siglos) pero claramente que este chantaje promocional, solo es desde la panorámica del estudio hollywoodense.

Una fuerte campaña publicitaria, el tema ‘Once upon a dream’ de Lana del Rey, -inspirado obviamente en el ballet antes compuesto por el ruso Tchaikovsky-, y la estelarización de Angelina Jolie, no fueron suficientes como para saciar el apetito de los ahora fans de ‘Ser mala está de moda’, y dejarse llevar a las salas de cine hasta abarrotarlas al cansancio.

La realidad es que la cinta, es un pretexto mediático como para solo sacar jugo de la pose, la falta de creatividad y el despilfarro millonario que Disney nos hace creer con su reinvención.

El estudio que cuenta con parques temáticos en Europa, Asia y Estados Unidos, saca sus mejores galas y hace muestra de todo su arsenal tecnológico, al mostrarnos efectos especiales de punta, sin reparar en gastos y demostrando que son capaces de crear lo que sea a expensas de un green screen o fondo chroma.

Angelina Jolie es el claro centro de atención, tan claro que el resto del elenco pasa por desapercibido, siendo una sombra a su lado y pareciendo que es a propósito para solo destacar a la ahora esposa de Brad Pitt. Desde una visión heterosexual, opino que pudieron haber hecho un mejor esfuerzo en adquirir un reparto masculino de mejor ver, ya que los actores solo parecen estar de adorno.

El contratar a James Newton Howard, -reconocido compositor hollywoodense de películas como ‘Soy leyenda’ (2007), Los juegos del hambre (2012) y Batman inicia y El caballero de la noche (Junto a Hans Zimmer)- más que ser una decisión acertada, pasó a ser desapercibida. Bien se pudo aprovechar el reinventar el score de la cinta animada de 1959, donde bien se supo adaptar parte de la música creada por Tchaikovsky, pero esto quedó por completo en el olvido.

Entrando en materia con la historia de la cinta, el primer acto transcurre medianamente justificado con la historia que todos conocemos, el nacimiento de Aurora, la maldición de pincharse el dedo con una rueca etc… pero conforme va pasando el tiempo, las actitudes del personaje clave y principal –Maléfica evidentemente– pasan al terreno de lo cuestionable hasta caer en el absurdo.

Y pasando la mitad de la cinta, sinceramente parece que la escritora se tomó un ácido dejando montones de cosas al aire, olvidando a personajes secundarios o ridiculizándolos al extremo (Hadas madrinas originales ¡!¿Dónde estaaaan?!¡) y claro, SPOILER dando pié a un antagonista que claramente no es Maléfica.

La moraleja que deja el final de la historia es más o menos rescatable, pero ensombrecido por el hecho de querer siempre tener un ‘final feliz’ típico de Disney. Al menos la cinta cierra y cierra defintivamente, sin dejar abierto –Gracias executivos de la productora– a no querer sobreexplotar el tema con una posible continuación.

Ahora lo que nos queda es –como bien nos ha manejado Darwin con el paso de la eras–, adaptarnos a estas nuevas historias, o morir en la nostalgia de la Maléfica malvada, aquella que se transformaba en dragón y toda la cosa… sinceramente, todo esto es un absurdo, porque en el fondo, ninguna de las dos historias está ni remotamente cerca al cuento –terrorífico– de hadas original.

Cinderella_2015_posterPara el 2015 esperaremos la readaptación de ‘Cenicienta’, con papeles medio interesantes como Helena Bonham Carter, haciéndola de hada madrina (¿?), Stellan Skarsgård como el Gran Duque, Cate Blanchett interpretando de Lady Tremaine A.K.A. la madrastra, entre otros.

Como comentario final, al ir a la premiere acompañado de cuatro mujeres fue imposible ser un hombre objetivo, dejándome irradiar de estrógenos durante toda la cinta. Terminado fue tal la lluvia de ideas, que de manera elocuente decidimos rebautizar a Maléfica como Buenéfica, creo que así se podrán dar idea de cómo es de drástico que cambia la historia.

Clasificación: Si ya la viste, evidentemente sabes de lo que hablo, si estás por verla, adelante, que este comentario nunca te impida verla, solo que no digan ‘Se los dijeee’ y advertí que esta si es en efecto ‘La historia jamás contada’ pero posiblemente también sea, la que nunca habrías querido ver.


Saludos maléficos.