Línea de Emergencia: Una historia urdida sobre el hecho de arrastrar los errores del pasado

TC-H

Línea de Emergencia (The Call) 2013
Dirigida por: Brad Anderson (El Maquinista)
Escrita por: Richard D’Ovidio (Libro cinematográfico)
Basada en una historia de: Richard D’Ovidio, Nicole D’Ovidio y Jon Bokenkamp
Protagonizada por: Halle Berry, Abigail Breslin, Michael Eklund.

Sinopsis: Cuando una operadora del 911 (línea de emergencia), Jordan (Halle Berry), atiende una llamada de una joven adolescente (Abigail Breslin) que ha sido secuestrada recientemente, se da cuenta que debe afrontar a un asesino del pasado (Michael Eklund) para poder salvar la vida de la joven.

La línea de emergencia de una ciudad recibe alrededor de 188 millones de llamadas al año, por lo que una de las premisas de sus empleados es nunca tomar una llamada a modo personal, pero es difícil planteárselo cuando un error del pasado ha marcado la carrera del personaje principal, de cualquier persona, digámoslo más claramente. La película corre de manera vertiginosa desde el principio y al estilo del más puro suspenso está sucediendo mientras nosotros somos cómplices de sus múltiples tramas, te contagia desde el principio colocándote en el rol de la operadora y justo en el lugar de la víctima, viviendo su asfixiante encierro y las fatales consecuencias de sus planes para poder escapar. Son constantes los “Ah” y los “Uh” en el público, además de otros improperios propios de la frustración que la cinta nos receta.

Un trabajo excelente de dirección de un Brad Anderson realmente comprometido en ofrecer los planos y tomas más difíciles con tal de lograr esa conexión entre el espectador y la víctima, es como un sello característico de su filmografía, encuentra y desarrolla el ambiente y posteriormente fluye por él, si a esto agregamos el trabajo de actuación de Halle Berry o de la extraordinaria Abigail Breslin (Little Miss Sunshine, Señales), el resultado es más que sublime.

Una mención aparte merece el personaje del asesino (Michael Eklund), quien se presenta como un ser atormentado por una serie de circunstancias dolorosas, viviendo una vida común donde sus familiares ni siquiera sospechan sobre sus locuras y comportamiento, sin pensarlo y sin poder parar sigue cometiendo ilícitos que lo hunden cada vez más en sus propios pensamientos y demonios, es curioso pero considero que el personaje da para más, en fin, es mi apreciación personal.

Un thriller realizado con toda la mano, una película de suspenso con un final inesperado y definitivamente la sugerencia de que no la dejen pasar.

Marcos Castillo