Las razones del corazón: Un poco más de Ripsten con leche por favor.

Dirección: Arturo Ripstein

Reparto: Arcelia Ramírez, Vladimir Cruz, Plutarco Haza, Patricia Reyes Spíndola, Alejandro Suárez, Pilar Padilla, Paola Arroyo

El filme pugna estar inspirado en el libro ‘Madame Bovary’ de Gustave Flaubert, se recomienda su lectura para una mejor apreciación cinematográfica.

‘Me pareció fascinante ver alrededor de la desesperación del amor. A mi edad ya lo veo de otro modo que cuando era un cineasta joven. Llega un momento en que el amor no es tan importante como dicen, pero la gente se muere por él. El acontecimiento de morir de amor me parece infinitamente más interesante que la idea del amor.’

Arturo Ripstein

Después de citar al cineasta, solo hay que decir una cosa, este viene a ser un melodrama más de crítica social, es degustable, sí, pero este tema dejó de causar sensación años atrás; es Ripstein y sus seguidores iremos a ver sus filmes, si, pero de pronto ver un poco de pan con lo mismo… se pone un poquito en tela de juicio el producto creado por el cineasta.

Con una fotografía en blanco y negro, plano secuencias de cámara en mano y una sola locación en materia, convierte a este filme casi en una obra de teatro, lo cual no es bueno ni malo, simplemente neutro. Ripstein nos expone la vida de Emilia, una ama de casa que se siente desdichada por no tener la vida de ensueño que esperaba recibir con el matrimonio, y vemos como es que su pequeño departamento, se ha vuelto la prisión mental de la cual no puede escapar, su desesperación se ve agitada cuando su amante, Nicolás, le abandona rotundamente.

Si esta fuera la opera prima, o la película de cualquier otro director mexicano, hubiese comprado la idea, vaya, el filme es bueno dentro de lo que cabe, pero para ser Ripstein, no se justifica, siendo un personaje y director consagrado, se esperaría una reinvención en su propia manera de hacer cine, sin embargo, sigue repitiendo formulas gastadas y que el publico actual ya no quiere ver.

El talento es desaprovechado, una niña que no da intención a diálogos tan falsos como una moneda de tres pesos, un Plutarco Haza que queda opaco, y la protagonista sufre hasta por los codos, cual bebé que reclama su mamila, tengo que admitir que mi breve emoción fue al ver a Alejandro Suárez haciendo un pequeño papel serio, que dentro de lo que cabe, comoquiera le imprimió cierta comicidad nata que se le da.

Ripstein se esta quedando poco a poco atrás con la vanguardia cinematográfica, vaya, no digo que se ponga a hacer una película de balazos o ciencia ficción, pero el retrato realista de una sociedad mexicana putrefacta ya está muy visto, señor con todo respeto, no nos haga perder su confianza y muéstrenos algo hecho con valor. Deje sus malas palabras en San Sebastián (Click aquí para el chisme) y póngase a hacer un verdadero proyecto que nos haga aplaudirle de veras.

Clasificación: Si quiere ir a vivir un melodramón de casos de la vida real al cine, adelante, en lo personal a mi me gustan, pero hay quienes los vomitan por sosos y pretenciosos.

Para mayor información de los horarios de proyección de ‘Las razones del corazón’ en la Cineteca Nuevo León, visite la página de Conarte:

http://www.conarte.org.mx/eventos/las-razones-del-corazon/

 

Saludos Razonables.

H.