La desolación de Smaug: reivindicando al Hobbit

La desolación de Smaug

La anterior entrega de El Hobbit me resultó entretenida a pesar de que recibió muchas críticas por los fanáticos de la obra original, ya que algunas de las secuencias que se agregaron no terminaron de encajar con el estilo del libro de Tolkein, llegando incluso a repetir diálogos y situaciones antes vistas en El Señor de los Anillos en algunas secuencias.

En esta segunda parte de la historia titulada La Desolación de Smaug se acomodan mejor las historias paralelas, aportando incluso un personaje completamente nuevo que logra ser uno de los más interesantes.

Técnicamente hablando

Los escenarios en esta película vuelven a ser impresionantes, así como los detalles de vestuario, escenografías y la caracterización de los actores. Sin embargo en cuanto a los efectos especiales hay un par de secuencias en las que lo visual no llega a estar a la altura del resto de la producción. En cuanto a la proyección en 3D, esta se siente más bien plana y no da mucho valor agregado a la experiencia.

De qué trata la historia

El hobbit Bilbo y acompaña a un grupo de enanos en su travesía para llegar a la Montaña Solitaria para conseguir una gema que guarda el dragón Smaug. En el camino tiene que superar los obstáculos que les presentan elfos, orcos y otras monstruosidades.

La sorpresa

Evangeline Lilly (Lost) aparece como uno de los personajes que originalmente no estaban incluidos en el libro. La elfa Tauriel es el interés romántico la historia y es interpretada con mucho carisma, adaptándose muy bien a los sucesos de la historia.

Tauriel y Legolas

Diagnóstico final

El Hobbit es una historia que llega a sentirse larga a pesar de estar repleta de secuencias de acción y escenarios espectaculares. Cada momento parece que ha llegado a su límite cuando de pronto vuelve a suceder lo increíble. Vale la pena verla en una buena sala.

El hobbit: la desolación de Smaug

  • Director: Peter Jackson
  • Actores: Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage, Evangeline Lilly
  • El mejor escenario: la ciudad en el lago
  • Lo inverosimil: las secuencias en los altos hornos
  • La mayor frustración: cuando se termina
  • Recomendaciones adicionales: compra refresco chico, no querrás perderte ni un momento de la segunda mitad por andar en el baño