Jugando por amor

PFK-H
Director: Gabriele Muccino
Reparto: Gerard Butler, Jessica Biel, Dennis Quaid, Catherine Zeta-Jones, Uma Thurman

George Dryer (Butler) es una ex estrella de futbol, sin trabajo, sin familia y sin dinero. En un intento por recuperar las riendas de su vida, acepta ser el entrenador del equipo infantil donde juega su hijo y así estar más cerca de él y de su familia.

Es así como empieza la película “Jugando por amor” y a partir de ahí, salen un montón de situaciones y enredillos que hacen de esta una película ligera y sin más pretensiones que hacer pasar un rato mientras se van acabando las palomitas y el refresco se va haciendo menos.

La película tiene buenas intenciones, no me malinterpreten. El papel de Butler crece con la película y llega a darse cuenta lo que es realmente importante en la vida, acepta los errores del pasado y trata de enderezar su nueva vida. Pero es el in between lo que confunde un poco, situaciones inverosímiles, personajes sacados de contexto y que parecen estar bajo alguna sustancia ilegal y una historia que no terminas de entender si es drama, comedia, romántica, documental sobre como aprender a conseguir dates, o una película de autoayuda, en fin, creo que la película podría ser muchas cosas, pero en conjunto no llega a nada sobresaliente.

La historia, escrita por Robbie Fox parece como si fuera el borrador de una novela que necesita pasar por muchas revisiones para por fin dar luz verde al proyecto. Es un poco entendible, ya que Fox no ha tenido ninguna película ni importante ni buena en su portafolio. Sin embargo, no podemos decir lo mismo del director Gabriele Muccino, quien, además de varias películas italianas, dirigió “En busca de la felicidad” y “Siete Almas” ambas de Will Smith.

La película cuenta con muchas caras conocidas, pero en papeles muy pequeños y francamente malos, y la película recae totalmente en Butler y Biel en los papeles principales. Butler cumple bien su función de hombre en crisis de media edad, divorciado y con problemas existenciales, pero aunque cumple, sabemos que Butler tiene para más, este tipo de comedias no le hacen justicia y se “queda corto” como actor. Biel, sin embargo, destaca como uno de los pocos personajes más creíbles y que hace buena mancuerna con Butler, hace un buen papel, y parece ser quien más destaca de la película.

De Quaid, Zeta-Jones y Thurman no hay mucho que decir realmente. La única que destaca porque siempre sabe hacerlo es Zeta-Jones, los demás tienen unos personajes con tan poco para dar que uno simplemente no entiende porque estos actores tan reconocidos aceptaron esos papeles.

Si quiere ir al cine a relajarse, esta película es buena opción, vaya en actitud positiva y va a poder sacarle provecho y salir con algo bueno. Es importante reconocer lo bueno en la vida y saberlo aprovechar. Nunca es muy tarde para madurar y tomar las riendas de la vida. No es una historia que nunca hayamos visto ni actuaciones que emocionen, es simple entretenimiento. Vaya con su cuchurrumin o con buenos amigos o familia y listo, ya con eso, le garantizo que la pasara muy bien.

Nancy G.