Jersey Boys: Persiguiendo la Música

JB-H
Titulo Original: Jersey Boys
Dirección: Clint Eastwood
Reparto: John Lloyd Young, Vincent Piazza, Erich Bergen, Michael Lomenda.

Siempre he pensado que las adaptaciones que hace Hollywood de los musicales de Broadway son muy complicadas. Primero, porque tratar de traducir la vibra, la voz, la música de los musicales a una pantalla plana es difícil. Y segundo, porque al menos México no tiene la cultura del teatro musical, por lo tanto, las películas “cantaditas” se les hacen súper aburridas.

A mi parecer, creo que hay intentos muy rescatables como Chicago, Hairspray, Les Miserables, y otros que no se interpretan tan bien y que si son más sufribles como Mamma Mia! y El Fantasma de la Opera. Y por ahí en el medio, con cosas muy rescatables y otras que si medio le sufres el “cabezazo” esta Jersey Boys.

Esta película cuenta la historia de la formación, el éxito y la separación del grupo de los 60´s The Four Seasons. (En caso de que te preguntes quienes son ellos, que cantan o porque debes de mínimo saber el nombre del grupo, solo te diré que te aseguro que te sabes – o por lo menos el coro- de al menos una de sus canciones). La historia es narrada por cada uno de los cuatro integrantes en diferentes etapas del grupo, lo cual aunque lo hace más ágil, nos recuerda que eso puede funcionar en teatro, pero en el cine se ve raro que volteen y nos platiquen que está pasando.

Aunque el grupo está integrado por 4 chavos, hay dos en quien se centra la película: el cantante principal, Frankie Valli y el letrista del grupo Bob Gaudio, (quienes casualmente son productores ejecutivos de la película).

En cuanto a las actuaciones, sin duda alguna el que más llama la atención tanto por su actuación como por su voz es John Lloyd Young (Frankie Valli), quien también interpretó a Frankie en la producción original de Broadway y en 2006 ganó su primer Tony por dicha interpretación. De los demás chavos, aunque todos son buenos, son la mayoría desconocidos para nosotros. Solo los hemos visto en episodios de True Blood o Gossip Girl.

La verdad no estoy segura que los chavos sean buenos cantantes. La película da la impresión que solamente John Lloyd Young le echa ganas con la cantada (por si fuera poco, el propio Frankie Valli -ahora de 80 años- tuvo que dar el visto bueno al casting de su papel en la película).

Un nombre que llama mucho la atención es la del director Clint Eastwood. Aunque si bien es claro que Eastwood tiene muchísimo potencial como director, creo que su mayor virtud es que es muy bueno contando historias, y ésta al ser un musical, creo que se queda corto y solo se puede limitar a contar lo ya dicho. Lo más rescatable sin duda es una ambientación y cinematografía que valen la pena mencionar y ver en pantalla.

Aunque la película tiene su toque de drama en la historia misma del grupo, no puedo dejar de pensar que el hecho de que Frankie y Gaudio sean los productores ejecutivos, y la frasesita en el poster “Everybody remembers it how they need to” (cada quien lo recuerda como lo necesita”) hace que la película sea un poco imparcial. Ya les tocará a ustedes juzgar que les parece.

Una película especial para los fanáticos de los musicales o para las personas que crecieron en los 60´s o bien, que aunque son de “Timbiriche para acá” saben disfrutar de la buena música que ya no se escucha tan seguido.