Intriga: Un aliento de otoño con sabor a clásico.

P-H

Título original: Prisoners

Dirección: Denis Villeneuve

Reparto: Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal, Viola Davis, Terrence Howard, Paul Dano, Erin Gerasimovich, David Dastmalchian

¿Cuál es el precio que estás dispuesto a pagar por proteger a tu familia? En el thriller ‘Intriga’, la trama nos enreda a tal punto que nos cuestionaremos esa pregunta constantemente.

La nueva cinta del cineasta Denis Villeneuve, mejor conocido por también haber dirigido la adaptación cinematográfica de ‘La mujer que cantaba’ cinta nominada a los premios Oscar en lengua extranjera en el 2010, es sin lugar a dudas una de las mejores películas de este 2013 y viene a rescatar este otoño lleno de bagazo cinematográfico.

La trama de inicio radica en la desaparición de dos pequeñas en un pueblo de Estados Unidos, en la desesperación y búsqueda frenética de las infantes, Keller Dover (Jackman) el padre de una de ellas, se ve forzado a tomar medidas extremas para lograr dar con su paradero.

El reparto es inigualable, a pesar de haber sido una cinta de bajo costo (Su realización se hizo con $46 millones de dólares) tenemos un repertorio de talla profesional. Todos dando su mejor aporte y sin robar cámara en el montaje.

La producción es sencilla, y algo que resulta enriquecedor fue haber tenido como locación el estado de Georgia de Estados Unidos, ya que los parajes invernales dan una atmósfera única a la película.

‘Intriga’ es el ejemplo de que una buena cinta no requiere de una superproducción para ser buena, lo que importa es tener un guión sólido con una historia que sea digna de recordar y trascender con el tiempo.

Si quisiéramos desentrañar algún mensaje o moraleja en la cinta, lo que encontraríamos es una analogía de que tan retorcida puede llegar a ser la mente humana, lo oscura y perversa en lo que se puede llegar a convertir una persona, cuando se le empuja a los extremos de su sentido de pertenencia.

A pesar de su longitud (La cinta dura 153 minutos) la tensión en la cinta no se cae, al contrario, se explica a fondo la conexión detectivesca que necesitamos para ir desentrañando los enigmas de la historia, llevándonos al borde del asiento constantemente.

El estilo narrativo recordará un halo de tensión al estilo de David Fincher, con su consagrada ‘Se7en’ de 1997, y por momentos rallará en casi parecer una cinta ‘gore’ por su violencia explícita (‘Gore’ es una palabra demasiado fuerte, la realidad es que está lejos de ser similar a ese género) de hecho en Estados Unidos se le otorgó en un principio la prohibitiva clasificación NC-17 (El equivalente en México sería ‘D’ “Películas para adultos”) pero después se le revaloró dándole clasificación R. (B15 en México)

Clasificación: Seguramente esta cinta no llegará a las entregas de grandes premios internacionales, pero seguro será recordada por los amantes del género. Véase sin miedo y con disposición a sentir la agresión de su historia que hasta el final, nos deja todavía con sabor de querer desentrañar más misterio en sus venas. Ojo: NO apta para susceptibles a la violencia gráfica, pero SI para quienes han crecido con grandes thrillers en la historia del cine como “El silencio de los inocentes” (1991),  la desconocida “Mr. Brooks” (2007) o la maravillosa entrega de “Memento” (2000) de Christopher Nolan.

Saludos prisioneros…

 

H.