El punto sobre la i: Eso es hacer Cine. Punto y aparte.

Titulo original: ‘Dot the I

Dirección: Matthew Parkhill

Reparto: Gael García Bernal, Natalia Verbeke, James D’Arcy, Tom Hardy, Charlie Cox

Dentro de la programación habitual de la televisión por cable, apareció programada una película con un título poco usual ‘El punto sobre la i’, protagonizada por el ahora famoso Gael García Bernal, era mi hora de comida así que cómodamente me dispuse a ver el filme acompañado de mi plato, cubiertos y bebida.

La premisa es la siguiente: Carmen (Natalia Verbeke) conoce a Kit (Gael García) en su cena de despedida de soltera en un restaurante, la magia del romance cae sobre de ellos, y en el triangulo amoroso que empiezan a vivir se capturan más que las emociones, orillando a los protagonistas a tomar una decisión definitiva que cambiará su realidad.

El guión es lo que sostiene en totalidad el filme, una historia que en parte parece sencilla, pero que nos trae cambios inesperados y posibilidades de planteamiento rebuscado con los personajes; sale de ser un arquetípico drama de tres pesos, o una cinta romántica de temporada, nos demuestra que el cine independiente, se sostiene de una buena trama.

Esta joyita perdida en medio de la nada, hace destacar a Gael como buen protagónico principal, ya que la actriz con la que comparte crédito, cumple su rol, pero de pronto le falta carisma, otro actor que ahora va que vuela al estrellato es Tom Hardy, que aquí hace un personaje secundario o casi de relleno, pero pronto lo veremos en su gran estelar como ‘Bane’ en ‘The dark Knight Rises’ el próximo verano.

Una opera prima bien lograda en todos los aspectos; Fotografía dedicada y bien planeada, sombría y casi al estilo dogma 95 nos hace testigos presenciales de toda la acción, un soundtrack juvenil y ad hoc con la temática, este filme cumple todos los requisitos para que le pongamos justo ese punto sobre la i, de ‘cine independiente bien realizado’

Es una pena que este filme haya pasado de largo en las carteleras, tanto mexicanas como del resto del mundo, relegándose a festivales o estrenos limitados, no es tampoco el filme que descubrió el hilo negro, pero al menos sale de lo cotidiano que recurrentemente se puede ver del cine hollywoodense.

Clasificación: Si tiene oportunidad de rentarla, adelante, aparte, si es una fiel seguidora o seguidor de la carrera de García Bernal, no le puede faltar este pequeño filmecito independiente.

Saludos puntuales.

H.