Broken City, Ciudad de Sombras

BC-H
Recientemente se estrenó en las salas de cine locales, el nuevo filme de uno de los hermanos Hughes (Allen Hughes) protagonizada por Russel Crowe, Mark Wahlberg y Catherine Zeta-Jones.

Generalmente uno disfruta más de las películas que nos proponen cosas nuevas, reto que es difícil para los nuevos filmes de intriga cuya trama involucra complots políticos o policiacos. Siendo así, Broken City tiene un panorama complicado, entonces ¿Qué nos propone “Ciudad de Sombras” (como fue traducido al castellano)?

Como muchos lectores habrán notado en los primeros renglones, lo primero que Broken City nos ofrece es un casting de estelares, actores y actrices de primera que ya no buscan lucir bien ante la cámara sino estar a la altura de su papel ya que lograr estos retratos crudos y decadentes no es cosa sencilla.

Ciudad de Sombras además nos propone una trama compleja, que nos hace pensar serios debates respecto a la moral, la justicia y la ética. ¿Hasta donde un acto malo puede generar cien actos buenos? o cómo un acto bueno genera una serie de desgracias.

Para desarrollar esta historia es imprecindible tener los elementos básicos comunes a toda película de corte político, esto es, los personajes clave: El político ambicioso, la mujer misteriosa cuyas penas y sufrimientos dan a luz la trama, el policía corrupto redimido, la oveja blanca sacrificada (metafóricamente hablando) y claro, la intriga como personaje principal.

Es inquietante, además de muy entretenido ver cómo este filme nos lleva de un crimen casi pasional, al tema de la infidelidad para terminar en cuestiones tan grandes como una coyontura electoral. Nos da esta panorámica impresionante de lo que son los problemas del ciudadano común tan diminutos y simplones como esposos infieles, asaltos, robos, cuentas por pagar a los problemas de los llamados “peces gordos”, la clase política, que lidia con macrouniversos como “el qué dirán mis votantes”, guardar las apariencias, jugar “el juego” de la política, y millones de dólares invertidos en las más controversiales situaciones.

Otro de los elementos claves para desarrollar una historia como Broken City es sin duda el escenario donde se despliega esta película. La ciudad gris y ácida que es New York.

¿Porqué de todas las ciudades New York? La razón es clara para quienes saben que con una gran manzana vienen grandes gusanos: ésta ciudad es la cama de indigentes y grandes inversionistas por igual, donde se encuentran los departamentos loft más cotizados y también los ghettos más grises y tristes.

Precisamente en esta división tan marcada de clases, la lucha social, la corrupción y la tragedia son el pan de cada día. Historias como Broken City son tan sólo un vistazo de la realidad que desearíamos tanto desconocer, el terror de lo cotidiano y la mano operante de “El gran Hermano”.

Saludos.

E. Torres