El príncipe del desierto: Remueve la nostalgia de las producciones épicas de antaño.

El cineasta Jean-Jacques Annaud, quien fuera conocido mundialmente por ‘Siete años en el Tíbet’ y posteriormente ‘Enemigo al acecho’, vuelve a la silla de director con este filme, que a pesar de ser una producción que pudiera aparentar ser de los estudios de Hollywood, demuestra que en otras partes del mundo también hay financiamiento para realizar trabajos de calidad, ya que este filme es una co-producción de Francia, Italia, Túnez y Qatar.