Gloria

Confieso que a ese estreno me costó trabajo encontrar quién me acompañara y terminé yendo solo. Caras chuecas y gestos de incredulidad deformaban los rasgos de aquellos a quienes a mencioné que tenía boletos para ir al estreno.