La dama de negro: Atrapa el horror de la imaginación.

18 años son los que marcan la adultez de un mexicano, es la edad en la que un hombre puede empezar a beber oficialmente, en que una señorita puede entrar a discotecas. 18 años pueden decirse fácil para quienes tengan esa edad recorrida, pero sostener una obra de teatro por ese periodo ininterrumpidamente es un reto que pocos logran obtener.

La imagen y legado de esta obra fueron inmortalizados por el primer actor Germán Robles, el cual estelarizó durante 13 años esta puesta en escena. Hoy a 18 años de su estreno, la obra sigue vigente y con cierto revuelo extra, gracias al reciente lanzamiento del filme británico del mismo nombre y protagonizado por Daniel Radcliffe.

Inspirada en la novela de Susan Hill y adaptada por Stephen Mallatrat, esta puesta en escena le ha dado la vuelta a la república mexicana en varias ocasiones a través de los años, su director Rafael Perrín es muestra viva de que el empeño y esfuerzo mantienen la constancia en un trabajo de esta índole, ya que el funge también como actor de la misma, alternando en ocasiones con Benjamín Rivero.

Todos los derechos reservados – Fotografía Mari Sustaita

La obra de teatro juega maquiavélicamente con las atmósferas del pensamiento, nos involucra ilusoriamente en el universo contextual que solo se necesitan dos actores para llevarnos de la mano a una aventura que no tiene igual. La dama de negro es un montaje que se resuelve gracias a la magia de la sonoridad, el juego de la iluminación, y el enigma que guardan los actores en la progresión dramática del montaje.

Con una métrica impresionante, se nota el dominio absoluto que Odiseo Bichir y Rafael Perrín tienen sobre el texto, interpretándolo con suma perspicacia y envolviéndonos en una amalgama de humores que van desde lo negro, sarcástico, actual, hasta situación trágica, con tintes de farsa y manteniendo una delgada línea con la realidad.

Tomando vanguardia y refrescándola a los temas ad hoc de actualidad, la obra fluye y nos atrapa, hasta el más escéptico salta al menos una vez de su asiento sin que pueda oponer resistencia, la inteligencia es inútil al querer develar el secreto que nos espera al ver el montaje, ya que su misterio cambia en constante momento, solo hay que dejarnos llevar por como inesperadamente todo sucumbe en el escenario de ‘La dama de negro’.

Esta obra se encuentra de gira actualmente, para fechas y mayor información su página oficial.

http://www.ladamadenegro.com/

Si gustan buscarle en las redes sociales, aquí encuentran a la dama de negro.

Facebook http://www.facebook.com/LADAMADENEGROMEX

Twitter @LaDamadeNegroMX

Para próximas presentaciones de esta obra y próximos eventos del teatro Monterrey del IMSS visiten su página web.

http://www.teatromonterrey.com.mx

Recuerden llegar a tiempo, y vayan preparados para curarse de espanto porque la dama de negro, no perdona a nadie.

 

Saludos de negro.

H.