Jauja: Realismo mágico fílmico contemporáneo

jauja-H

 

Dirección: Lisandro Alonso

Reparto: Viggo Mortensen, Viilbjørk Malling Agger, Ghita Nørby, Adrián Fondari

Cuando una película reta al espectador promedio es fácil encasillarla de ‘rara, extraña’ o inclusive ‘aburrida’. Lamentablemente este cine cae en el desuso y se vuelve perdido conforme pasan los años, llegando rápidamente al olvido sin siquiera haber sido conocido.

Jauja es una cinta que desde antes de su estreno peligra en caer en este abismo, sin embargo es importante recalcar que no debiese ser así, ya que pocas veces en el cine contemporáneo se puede apreciar una obra de este tipo que llegue a hacer funcionar ese músculo interior de memoria llamado cerebro.

Lisandro Alonso presentó su quinta película en el marco de del Festival de Cine de Cannes del 2014 donde obtuvo el galardón FIPRESCI en la sección Un certain regard, desde entonces ha estado navegando en los circuitos internacionales de otras contiendas cinematográficas. En México tendrá su lanzamiento oficial en Abril, pero para los madrugadores que siguieron el Festival Internacional de Cine UNAM, pudieron observar esta obra en la que actúa, produce y hasta musicaliza Viggo Mortensen.

En la ficción, el general danés Gunnar Dinesen (Mortensen) se encuentra en la Patagonia junto a su hija de quince años Ingeborg en un campamento que busca erradicar a los nativos del área. Pero cuando su hija decide escapar con uno de los soldados, Dinesen pierde los estribos y va tras Ingeborg, esto será lo que iniciará una travesía introspectiva y surreal para el personaje en cuestión.

Mortensen apostó y se involucró tanto en el proyecto que decidió financiarlo, prestar dos de sus composiciones junto a Buckethead que alberga la cinta e inclusive ayudó a corregir los subtítulos al español, francés e inglés para el filme.

Con una cinefotografía arriesgada, -ya que de por si el discurso narrativo lo es- Timo Salminen finlandés reconocido por ser el fotógrafo de cabecera de Aki Kaurismäki, ha colaborado en cintas como Le Havre: el puerto de la esperanza (2011), Tulitikkutehtaan tyttö (1990), La vie de bohème (1992), entre otras; utiliza un encuadre 4:3 con los bordes redondeados semejando una postal con tiros largos y movimiento estático, cuidando y realzando altamente los paisajes que ofrece la Patagonia Argentina.

En este viaje cinematográfico se aprecia un discurso que invita al cinéfilo ordinario a buscar dentro de su memoria el encontrar esos tormentos y desavenencias que nos forja el tiempo, para encausarlos hacia mejor puerto de discordia en la razón.

El actor neoyorquino -pero de padre danés y madre estadounidense- lleva el peso completo a cuadro, quien denota sus emociones que acompasa con el silencio y poco lenguaje hablado. Una de las mejores actuaciones en su carrera sin duda.

Esta historia que linealmente pudiese parecer ordinaria, rompe en su narrativa al chocar a su personaje principal contra un universo que pareciese delirante, pero que en el fondo tiene todo el sustento del realismo mágico latinoamericano, un guiño certero para traer a las nuevas generaciones al acercamiento de este género.

Clasificación: Jauja exigirá lo mejor de nuestro pensamiento contemporáneo para lograr su entendimiento, se recomienda verla con ojo crítico y apertura mental, sin esperar nada de ella y discutirla a fondo con quienes se tenga oportunidad de haber compartido, ese gusto culposo cinematográfico de apreciar obras de arte fuera de lo ordinario.

En la frontera con el desierto uno es un solitario, es una vida extraña, la de construir un lugar, un país, una familia”. Teniente Pittaluga