Guten tag, Ramón

GTG-R

Dirección: Jorge Ramírez-Suárez

Reparto: Kristyan Ferrer, Ingeborg Schöner

 

Después de cinco intentos fallidos de irse a Estados Unidos al ser agarrado por la migra y al negarse rotundamente a trabajar para “la chiquis”, a Ramón le quedan pocas opciones para poder sacar adelante a su familia. Así que cuando un amigo le dijo que en Alemania vivía una tía suya, Ramón no lo pensó dos veces y se fue a Alemania a perseguir su sueño. Como las cosas raramente salen como pensamos, Ramón va a conocer a personas extraordinarias que lo ayudaran en su viaje.

Con una historia muy sencilla, pero con muchísimo corazón, llega esta película mexicana que desde el principio va agarrándole uno el gusto y no cae hasta que terminamos súper encariñados de todos los personajes y sintiéndonos bien cuando van saliendo los créditos.

Una historia cómica sin caer en “el pastelazo” ni el doble sentido y gracias a Dios sin esos chistes tan repetidos ya que hasta flojera dan. Tierna sin ser cursi, creíble pero con ese toque mágico que dan esperanza, Guten tag, Ramón lo tiene todo. Incluyendo unas actuaciones muy memorables.

Sin duda alguna, la película se la lleva Ramón (Kristyan Ferrer). Aunque Kristyan ya tiene varias películas mexicanas en su haber, realmente ninguna que sobresalga o por lo menos, que lo recordemos. Ferrer hace un papel completamente creíble, te enterneces, quieres ayudarlo, hasta quieres que te de clases de merengue. Este chico puede llegar lejos, tiene esa actuación que no vemos muy seguido en las películas mexicanas: naturalidad.

Ingeborg Schöner interpreta a Ruth, una de las personas que Ramón conoce a Alemania, y que lo ayudará en toda su travesía. Schöner es una consagrada actriz de más de 100 papeles, muchos de ellos en televisión últimamente. Aunque es la primera vez que la vemos aquí en México, es entendible porque es una consagrada actriz en Alemania. Con un papel que enternece y completamente creíble, hace una impredecible – pero creíble – mancuerna con Ramón.

Jorge Ramírez-Suárez es el director, productor y escritor de esta película, y aunque ya tiene también varios films mexicanos, creo que este es donde más va a tener oportunidad de brillar.

Guten tag, Ramón es una película que rompe estereotipos. No hay mexicanos flojos que prefieren entrarle a la mafia antes que trabajar, y tampoco los alemanes son esas personas frías que parece que no les importa lo que pase a su alrededor.

Algo que vale la pena resaltar, es que la película resalta lo hermoso de México no en sus paisajes, sino que vemos como tenemos bien arraigadas las costumbres, la gastronomía y la comida, a tal nivel que aun estando tan lejos, nos podemos sentir cerca de nuestra patria.

Con muchos momentos cómicos, algunos enternecedores y otros momentos en los que todos nos podríamos identificar, Guten tag, Ramón es una película para disfrutar y que nos recuerda que no hay limitaciones cuando se quiere salir adelante y que no necesitamos hablar el mismo idioma para dar la mano y ayudar al prójimo.