Apuesta Máxima: Yo no apostaría mi dinero en ella

AM-H

Titulo Original: Runner, runner

Dirección: Brad Furman

Reparto: Justin Timberlake, Ben Affleck

 

Richie Furst (Justin Timberlake) es un estudiante de la Universidad de Princeton que tiene que pagar la deuda de la escuela, y pierde todo su dinero al apostarlo en un juego de póquer online. Cuando descubre que el sitio web le hizo trampa, va hasta Costa Rica a enfrentar al propietario Ivan Block (Ben Affleck), pero termina como su discípulo, mano derecha y achichincle hasta que las cosas se complican y resulta que el jefe no era tan bueno como él pensaba.

Aunque en si la premisa es bastante sencilla y mega predecible, la verdad es que tiene potencial para sacar una buena película, con buen ritmo y si a eso le sumamos unas buenas actuaciones, pues otra historia seria la que estaría contando.

Los guionistas Brian Koppelman y David Levien ( Apuesta final, Ahora son 13) como que quisieron hacer un buen guión lleno de sorpresas y twist, y la verdad es que el resultado es bastante predecible y con situaciones francamente inverosímiles. Resulta que todos son unos genios en los juegos, en las computadoras y son súper astutos para salir de situaciones, sin mencionar magnates billonarios y dueños de imperios a los 38 años.

De las actuaciones no hay mucho que comentar, no hay sorpresas. Justin Timberlake es el que lleva todo el peso de la película y cumple bastante bien en su papel. Ya lo hemos visto varias veces en la pantalla grande, y es creíble. Por otra parte, a Affleck lo vemos como siempre. Con la misma cara en toooodas las películas. Si recita una poesía o la sección amarilla da lo mismo. Se queda bastante corto, y aunque si le creemos que es malito, pues como que si le duda mucho que pueda ser el mega dueño magnate de un súper imperio, como según esto anuncia la película. La chava que sale como “manzana de la discordia” o algo así (más bien solo se acuesta con los dos) es Gemma Arterton, persona tan insípida como su personaje. No es por nada, pero yo creo que con más de cuatro pesos si te encuentras a una dama de compañía de más calidad.

La película es entretenida si vas con buena disposición y buena compañía. Si la quieren ver en el cine, vayan con el cuchurrumín y compartan una crepa o algo así que alegre la velada. O bien, espérense y véanla en esos días lluviosos de flojera en Golden.